Bichón Habanero

El Bichón Habanero o Bichón Habanés es el compañero perfecto para cualquier tipo de familia. Como su propio nombre indica tiene como origen la Habana, donde se considera el perro nacional de Cuba. En esta guía del Bichón Habanero podrás descubrir esta pequeña raza muy alegre y divertida. Desde su origen e historia hasta su temperamento, cuidados, enfermedades, características, etc.…

Ficha del Bichón Habanero

NombreBichón Habanero
Otros NombresBichón Habanés, Perro sedoso de la Habana, Bichón de la Habana, Bichón Havanais, Havanese, Bichón Cubano
País de Origen Cuba
Clasificación GeneralRazas de Perros Pequeños
Clasificación FCIGrupo 9: Perros de compañía; Sección 1: Bichón y razas semejantes
Clasificación AKCGrupo 5: Toy (perros de compañía y de juguete)
UtilizaciónPerro de compañía
AlturaMachos: 21-29 cm, Hembras: 21-29 cm
PesoMachos: 3,6-6,8 Kg, Hembras: 3,6-6,8 Kg
Esperanza de vida12-15 años
CarácterAlegre, social y dócil
ComportamientoJuguetón, dulce y cariñoso

El término “Bichón Habanero”

El término “Bichón” viene del francés y su traducción es “perro lanoso”. Se cree que es una contracción del término “barbichón”, palabra también francesa que significa “barbudo”. Y a su vez, barbichón, es probable que esté relacionada con “Barbet”, otra palabra francesa. El Barbet es una antigua raza de perro de aguas parecido al Caniche. Del cual descienden todas las razas de Bichón que existe hoy en día en el mundo.

En la actualidad, el término “Bichón” hace referencia a los perros que están completamente cubiertos de pelo. Y que, además, poseen un carácter muy agradable. En cambio, para los cinófilos, este término se aplica a un grupo de razas de perros que tienen un origen remotamente común.

Y el término “Habanero” no hace referencia a su lugar de origen, la Habana. Sino que está relacionado con el color predominante de la raza, el color habanero.

Historia del Bichón Habanero

El Bichón Habanero tiene el mismo origen que el Bichón Maltés, Frisé y Boloñés, y que el Cotón de Tulear y Caniche. Todos ellos descienden de cruzar el Barbet (una raza canina de origen francés ya extinguida) y diferentes perros falderos de la cuenca del Mediterráneo.

Existe una leyenda que cuenta que el Bichón Habanero era un perro que viajaba en los barcos. Y que se desarrolló en las costas de España e Italia. Llegaron en grandes embarcaciones a Cuba en el siglo XVIII. Donde acompañaban y entretenían a los marineros españoles e italianos durante sus travesías.

Pronto ganó popularidad en la isla entre las damas de la aristocracia cubana de la época. Comenzaron a llamarles “Blanquitos de la Habana”, ya que todos los ejemplares eran blancos.

En el siglo XIX, surgió el Bichón Habanero tal y como lo conocemos hoy en día. Con las mismas características y mismo temperamento. Fue a raíz de cruzar estos blanquitos de la Habana con el Caniche.

A partir del siglo XX, en plena revolución cubana, bajó considerablemente el interés por esta raza. Todas las líneas cubanas originales desaparecieron llegando a dar esta raza prácticamente extinguida en la isla. Gracias a varios criadores cubanos, que emigraron a Estados Unidos huyendo de la situación política del país, la raza logró sobrevivir.

En la actualidad, el Bichón Habanero es el “Perro oficial de la isla”. Estos ejemplares son muy comunes en Estados Unidos, México, Canadá y en países de América del Sur.

En 1979 se fundó el “Havanese Club of America”, que fue reconocido por la AKC (American Kennel Club) en 1996. El United Kennel Club de Estados Unidos reconoció en 1991 al Bichón Habanero como raza de forma oficial.

Utilización

Su función original fue la de perro de compañía. Estos ejemplares acompañaban y entretenían a los marineros en sus travesías a bordo de grandes embarcaciones. Al llegar a cuba también se utilizaron como perros de compañía por las damas de la alta aristocracia cubana. Incluso se llegaron a utilizar como soborno y regalo.

Actualmente el Bichón Habanero es un excelente perro de compañía.

Características

La principal característica de estos ejemplares es su pelaje largo, abundante, suave, sedoso y ondulado. Los pelos del hocico y de la frente pueden recortarse ligeramente. Apenas tienen capa inferior y en algunos ejemplares no existe. El manto puede llegar a medir entre 12 y 18 cm de longitud.

Pueden presentar distintos colores de manto y también se admiten manchas en cualquiera de esos colores. Los colores más habituales son:

  • Blanco puro – leonado claro – leonado oscuro – crema – negro – gris – chocolate – hígado – azul – marrón habano – color tabaco – marrón rojizo – pardo león – rojo – color habanero – marrón tabaco – leonado habano.

Su movimiento es ligero, elástico y muy ágil resaltando su carácter alegre.

Fotos del Bichón Habanero

Temperamento: carácter y comportamiento

El Havanese tiene un carácter juguetón y alegre. Está lleno de felicidad y es muy cariñoso, dulce y sociable. Estos ejemplares son m uy inteligentes y están deseosos por aprender cosas nuevas. Son muy sensibles, con lo que debemos evitar palabras duras y determinados ambientes en casa. Cuando advierte algo extraño, ladrará con decisión.

En general es un gran perro de compañía, el cual no suele dar problemas de ningún tipo. Suelen llevarse bastante bien con otros perros, ya sean del mismo sexo o no. Y con los niños se llevan perfectamente. Incluso es conveniente intervenir de vez en cuando en los juegos para que lo dejen un rato tranquilo. Su carácter amistoso y dulce les hace demasiado dóciles y no son capaces de defenderse por sí mismos.

Con las demás mascotas de la casa, como los gatos, tampoco suelen tener problemas para convivir. Y con los desconocidos se muestran algo tímidos.

Enfermedades

Como ocurre con otras razas de perros que tienen un tamaño pequeño, estos ejemplares gozan de buena salud. Su esperanza de vida oscila entre los 12 y 15 años. Con lo que, en general, tienen una salud de hierro y no suelen sufrir graves problemas de salud. No obstante, pueden sufrir algunas enfermedades hereditarias y comunes como:

  • Problemas oculares: Atrofia progresiva de retina, cataratas y displasia en la retina. También es frecuente que lagrimee y desarrolle lagañas y tinción lagrimal.
  • Condrodisplasia
  • Problemas en los oídos: Otitis externa
  • Enfermedades cardíacas
  • Luxación de rótula

Cuidados del Bichón Habanero

El pelaje de estos ejemplares requiere bastantes cuidados, ya que tiende a enredarse con mucha facilidad. De ahí que sea necesario cepillarlo y peinarlo un par de veces a la semana. Debemos realizarlo con suavidad y mucho cuidado utilizando un peine grueso. Así quitaremos los nudos y eliminaremos el pelo muerto del manto.

También podemos aplicar alguna noción especial antes de cepillarlos para que no se rompa el pelo. A diferencia de otras razas, que también requieren un mantenimiento especial del manto, esta raza no necesita un peluquero canino. Además, es una raza hipoalergénica, ya que no pierde pelo.

Debemos recortar el exceso de pelo entre las almohadillas de sus patas. El pelo de los pies hay que recortarlo y arreglarlo en forma redonda. Así no parecerá al andar que arrastra pelusas del suelo.

Además, debemos prestar atención a sus ojos y oídos al menos una vez por semana. También es importante acudir al veterinario una vez al año y llevar su cartilla de vacunación al día.

En cuanto al ejercicio, requiere una actividad normal. Se recomienda dar 3 paseos cortos al día. Durante el paseo no suele alejarse demasiado de su amo, ya que están fuertemente unidos a ellos.

Se adaptan tanto a casas grandes como a pisos o departamento pequeños. Únicamente requieren de la compañía de los suyos.

Adiestramiento

El Bichón Havanese es una raza de perro muy inteligente, con lo que aprende con bastante rapidez. Además, les encanta cumplir las órdenes de su amo y recuerdan todo lo que les enseña. Por eso se considera un perro de trucos y se ha utilizado con frecuencia como perro de circo.

Estos ejemplares son muy sensibles al tono de voz, a las palabras duras y a los castigos. Es importante llevar a cabo su aprendizaje con estímulos positivos, alegría y de forma clara. Recompensando generosamente su buen comportamiento lograremos obtener buenos resultados.

Algunos ejemplares ladran más de lo habitual y suele ser bastante molesto para nosotros y el resto de vecinos. Para evitar este hábito, que puede llegar a ser irritante, es necesario corregirlo desde cachorros.

El cachorro

Por lo general, la camada de un Bichón Cubano es de 3 a 4 cachorros. Es raro ver partos de más ejemplares. La mayoría de los cachorros no mantendrán el color con el que nacen. Como por ejemplo los ejemplares blancos o beige o marrón claro. Sin embargo, los que nacen con tonos más oscuros, se aclaran o diluyen con forme se van desarrollando.

Lo cachorros de color negro, generalmente acaban siendo de color gris. Al igual que los bicolor blanco y negro, pueden acabar siendo blanco y gris. Y los marones o rojizos pueden terminar de color beige o marfil.

Es importante tener paciencia con ellos, ya que cuando son cachorros suelen mordisquearlo todo

Fotos de cachorros

Curiosidades

Estos ejemplares se desenvuelven perfectamente en pruebas de obediencia y de Agility. Algo que no es muy corriente en perros de este tamaño tan pequeño.

Si te ha gustado, compártelo en...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin