Husky Siberiano

Husky Siberiano

El Husky Siberiano es una de las 10 mascotas más populares en todo el mundo. Esta fantástica raza procedente del ártico nos ha cautivado por su mirada hipnotizadora. Por sus características y por su gran parecido con el lobo les convierten en unas mascotas muy deseadas. En esta guía del Husky Siberiano os enseñaremos su historia, características, cuidados y asombrosas cualidades.

Definición y origen

El Husky Siberiano o «Siberian Husky» es una raza canina que surgió en el noreste de Siberia (Rusia). Son perros de trabajo y tienen un gran parecido al lobo. La palabra «Husky» es un término universal que hace referencia a cualquier perro de procedencia nórdica. Este término deriva de la corrupción de «Eskie» que significa esquimal.

Se consideran una de las razas de perros más antiguas que se conocen. Los esquimales, hoy en día, siguen dependiendo y utilizando a estos perros de trineo para poder seguir sobreviviendo.

Historia del Husky Siberiano

A los Huskies los criaron por primera vez una tribu llamada «chukchi»  situados al este de Siberia cerca de Alaska. Esta tribu esquimal vivía en la península de «Chukotka o Chukchi» alejada de la civilización occidental. Los chukchi necesitaban domesticar a un animal fuerte y capaz de aguantar esas bajas temperaturas en las que vivían. Por todos sus servicios llegaron a ser tan valiosos y extraordinarios que se consideraron  parte de la familia. Los encargados de criarlos eran las mujeres y los niños «chukchis», los cuales jugaban mucho con ellos. De ahí viene su buena relación con las personas.

tribu chukchi
Tribu Chukchi

Al Husky Siberiano lo llamaban «Chukchi Siberiano».  Se criaban para resistir tirando de cargas pesadas a gran velocidad en largas distancias. Debían administrar sus energías con el fin de cansarse lo menos posible y mantenerse calientes con esas temperaturas. Tenían que destacar por ser incansables, obedientes y tener un pelaje denso para soportar las heladas de la zona.

El Husky Siberiano se extendió por varias tribus de la zona los cuales los usaban para sus funciones diarias. Eran esenciales para la supervivencia y cada tribu los cruzaba como querían con los lobos árticos. Cada una tenía su propio tipo de perro. De ahí que dieran lugar a otras razas como el Samoyedo, Alaskan Malamute, el Eskimo, etc… Todas son razas propias pero tienen en común sus procedencias nórdicas y de tipo chacal derivadas de esas cruzas.

Durante muchos años esas cruzas se realizaron de manera cuidadosa y muy meticulosamente. De esa manera se logró eliminar todos los genes del lobo que había en estos perros por completo. Se consiguió conservar todas esas líneas de razas de sangre pura.

¿Cómo llegaron a América?

Se tiende a creer que el Husky surgió en Estados unidos ya que fue el que los reconoció como raza. Pero lo cierto es, como ya hemos visto, que surgió en Siberia. Antes de llegar a América, los rusos se favorecieron de ellos en sus exploraciones por la costa Siberiana.

A principios del siglo XX se introdujeron en el continente americano. Fue en el año 1905 cuando se llevaron a Alaska, que en aquella época no era un estado. Los llevó un ruso comerciante de pieles llamado «Goosak» para inscribirlos en carreras de trineos. Durante las dos décadas siguientes aumentaron el número de ejemplares trasladados por la famosa época de la «fiebre del oro».

En esta época las hembras que nacían con problemas se sacrificaban y solamente sobrevivían las más fuertes. Debían tener una gran vitalidad ya que solo se querían para poder reproducirse. A los machos les pasaba lo mismo, sólo les valían los más fuertes y sanos. Recibían un trato excepcional a diferencia de las hembras en cuanto a cuidados y alimentación.

perro husky siberiano

En 1930 el American Kennel Club reconoció oficialmente como raza al Husky Siberiano. El primer ejemplar inscrito fue una hembra llamada «Chena».

¿Cómo llegaron a Gran Bretaña?

El Husky Siberiano se introdujo en Inglaterra desde Estados Unidos. El primer ejemplar introducido en Gran Bretaña fue una hembra americana llamada «Tasha».

Sus comienzos en este nuevo país no fueron muy buenos ya que parecía contener la enfermedad de la rabia. Estuvo en cuarentena durante mucho tiempo y todo se quedó en una anécdota. Al salir se reconoció como raza y fue inscrita en el libro del «United Kennel Club» en 1968. También se reconoció en otras asociaciones caninas como «Husky Ártico».

Más tarde se importó un macho para su cría teniendo dos camadas de preciosos cachorros. Cuando su dueño «Cracknell» volvió a Estados Unidos se llevó consigo la pareja y dejó allí a sus hijos.

En 1971, unos aficionados ingleses (Don y Liz) abrieron un criadero propio de esta raza teniendo éxito con estos ejemplares. Viendo los resultados en los diferentes concursos en los que participaban, se reconoció completamente como raza  en 1986. A partir de ese año se admiten en todos los campeonatos de concursos y exposiciones.

¿Cómo llegaron a Suiza?

En 1955 llegó el primer ejemplar de Siberian Husky a Suiza. Unos años más tarde, en 1963, se fundó el «Club Suizo de Perros Nórdicos».

Los estándares de este club eran muy rigurosos y exigentes. Hasta el punto en el que la cría sólo era válida si el macho y la hembra tenían mucha calidad. Esto conllevaba realizarles diferentes pruebas de salud, como rayos-x, y de temperamento.

Los cachorros de esas camadas escogidas minuciosamente conseguían un certificado genealógico. De esta manera, si eran aptos o no, se permitía o no la cría a determinados ejemplares.

Este método tan estricto ha conseguido que la calidad de los huskies en Suiza se reconozca en toda Europa. De hecho se han llevado ejemplares de allí a muchos países europeos para mejorar esta raza.

Utilización del Husky Siberiano

En sus orígenes los chukchi los utilizaban inicialmente como perros de compañía. Después se vieron obligados a desplazarse desde el interior, donde vivían, a la costa en busca de alimento. Esas largas travesías no podían realizarlas a pie bajo esas condiciones climáticas.

De esta manera se empezó a utilizar los trineos como medios de transporte por la nieve. Para ir con más comodidad y rapidez se empezaron a utilizar como «perros de trineo». A partir de ahí se utilizaban para traer el alimento, traslado de personas y llevar bienes para intercambiar entre tribus.

Cuidaban cualquier tipo de ganado como los ciervos y mantenían calientes a sus niños  gracias a su alta temperatura corporal. Acompañaban a los cazadores para olfatear el rastro de las presas y después les ayudaban a trasladarlas al poblado.

perros husky tirando de trineos

Carreras de All-Alaska Sweepstakes

Cuando se llevaron a Alaska por el ruso Goosak se utilizaron para tirar de trineos en carreras. Participaron en las famosas carreras de «All-Alaska Sweepstakes». Eran perros más pequeños que los acostumbrados a ver por esa zona tirando de trineos. En su primera carrera obtuvieron el tercer lugar y muy pronto, los siberianos, dominaron esta popular carrera. Consistía en recorrer 657 km de distancia en ir y volver entre las ciudades de «Nome» y «Candle».

El escocés «Ramsay» se quedó fascinado por la resistencia y el dominio de estos. Se trajo de Siberia los 60 mejores ejemplares que encontró. Participó con dos equipos en la tercera carrera que se hizo en Alaska. Un equipo quedó en primer lugar y el segundo, capitaneados por él mismo, quedó en segundo lugar. Quedó demostrado el dominio aplastante de estos perros árticos en esta carrera.

Héroes de «Nome»

En enero de 1925 hubo un temporal en el norte de América. Se alcanzó los -30 grados centígrados en países como Alaska y Estados Unidos. Una gran epidemia se produjo en la ciudad de «Nome» (Alaska). Necesitaban con urgencia el suministro de antitoxina para controlar esta enfermedad y evitar su propagación.

Se intentó llevar de diversas maneras incluso en avión, pero el fuerte temporal hizo imposible acceder a la ciudad. El único método era utilizar a estos resistentes huskies para que tirando de trineos les pudieran llevar el suero.

Recorrieron 1000 km desde la ciudad de «Nenana» hasta «Nome» cruzando el Estrecho de Bering, en sólo 5 días. Fue toda una hazaña la rapidez con la que lo hicieron y el coraje y resistencia que mostraron. Con la llegada de las medicinas a tiempo lograron salvar muchas vidas.

Estos equipos de conductores y perros se recuerdan como héroes hoy en día por todo el mundo. Como por ejemplo el equipo de «Kasan» que dirigió el último equipo que llevó a Nome el suero. El líder de este equipo de huskies se llamaba «Balto». A éste se le recuerda como el mejor perro líder de Alaska. En la actualidad tiene su reconocimiento con una estatua en el mismo Central Park (Nueva York).

perro husky siberiano balto
Balto

¿Cómo se estableció el Husky Siberiano?

Otro equipo famoso de aquellas «grandes carreras de suero» de 1925 era el de Leonard SeppalaÉl y sus perros lograron recorrer la distancia más larga realizada por cualquier equipo (480 km).

Al terminar estas carreras Seppala inició un recorrido por todos los Estados Unidos con estos perros árticos. Realizaba con ellos demostraciones de carreras de trineos. Llegó a participar en los Juegos Olímpicos de 1932. Sus perros ganaban siempre con gran facilidad allí donde competían.

Fue un gran propulsor por el Este de Norte América con su propia cría de esta raza. Estos nuevos ejemplares, han servido como fundadores en criaderos de numerosos países. Se considera, en el libro del origen de la AKC, como la principal línea de esta raza. Por eso es muy conocido en el mundo del Husky.

Seppala se fue a vivir a Nueva Inglaterra donde se concentraron importantes criaderos de gran calidad. Uno de sus objetivos era la cría de ejemplares buenos para el trabajo y para exposiciones de belleza. Así se lograron los mejores perros de trineo de gran calidad y con un aspecto inmejorable.

Características del Husky Siberiano

La principal característica es su gran parecido al lobo. Se tiende a creer que el Husky Siberiano es una mezcla o una especie de híbrido del lobo. Lo cierto es que realmente es un perro de tamaño mediano, auténtico y de raza pura. Es atractivo, cariñoso, inteligente, noble y con unas extraordinarias dotes para el trabajo y como compañero.

El movimiento de un Siberian Husky es muy característico. Es suave, rápido, ligero y sin esfuerzo alguno aparentemente. Al trote es moderadamente rápido con un gran alcance con los miembros anteriores y un gran impulso con los posteriores. Caminando, visto desde el frente, muestra una pisada única. Sin embargo, conforme aumenta la velocidad las extremidades se inclinan gradualmente hacia dentro. Hasta que las almohadillas se sitúan por debajo del centro longitudinal del cuerpo.

cara perro husky siberiano

Está clasificado de la siguiente manera:

  • Clasificación General: Se clasifican como una raza de Perros Grandes.
  • AKC: Grupo 3: Como perros de trabajo.
  • FCI: Grupo 5: Perros tipo Spitz y tipo primitivo. Sección 1: Perros nórdicos de trineo.
CabezaCuerpoColaPelaje

Cabeza

La cabeza es ancha, de tamaño mediano y un poco redonda en la parte superior. El hocico y el cráneo son casi iguales en cuanto a su longitud.

Las orejas son de inserción alta, gruesas y están muy cerca una de la otra. Son de un tamaño mediano y están cubiertas de pelo. Tienen forma triangular con la punta redondeada. Están ligeramente arqueadas en su parte posterior y son puntiagudas y erectas mirando hacia arriba.

Rasgos faciales

Los ojos son oblicuos, almendrados y ligeramente separados. Tienen una expresión tierna y vivaz mostrando interés y amabilidad. Normalmente son de color azul claro o cielo o marrón avellana o castaño. Aunque podemos encontrar ejemplares de ojos de color verde, café, marrón muy claro e incluso blanco. El color celeste es muy característico de esta raza nórdica. En ocasiones pueden tener un ojo de cada color debido a que presentan heterocromía. Cualquiera de estos colores se admiten en las exposiciones caninas.

La cara es blanca y le rodea el color que tiene el ejemplar (negro, gris, marrón, rojizo, rubio, etc…). La trufa es de color negro en los ejemplares grises, leonados o negros. En los ejemplares cobrizos son de color hígado. Y puede ser de color carne en los de color blanco totalmente. La «nariz de nieve» rayada de color rosa es aceptable.

El hocico es de longitud mediano, anchura media y se estrecha gradualmente hacia la punta. Esta no debe ser puntiaguda ni cuadrada. La caña nasal es recta desde el stop hasta la punta.

Los labios están bien pigmentados y apretados. La dentadura muerde en tijera. La lengua puede ser de color rosa o negra.

Cuerpo

El cuerpo es muy peludo, de complexión sólida, compacta, poderosa y musculosa. No debe ser ni muy corto ni muy redondo. Los huesos son valiosos pero no muy pesados y las articulaciones bien desarrolladas.

La espalda es larga, recta y fuerte. El lomo es firme y está ligeramente arqueado. El cuello es bastante fuerte, de una longitud normal y ligeramente arqueado. Cuando el perro está parado lo lleva erguido. Durante el movimiento y al trote extiende el cuello y la cabeza se desplaza ligeramente hacia delante.

El pecho es fuerte y profundo y no es muy amplio. Las costillas tienen forma redonda. Los omóplatos son musculosos y están echados hacia atrás.

Las extremidades visto desde delante son paralelas, rectas y están ligeramente separadas. La longitud del codo hasta el suelo es un poco mayor que del codo a la punta de la cruz. Los músculos y ligamentos de los hombros son sólidos, muy desarrollados y pegados a la caja torácica.

Los codos están cerca del cuerpo y no deberán estar ni hacia afuera ni hacia dentro. Las patas son rectas y fuertes. Los pies son ovalados, sólidos, de un tamaño mediano y cubiertos de pelo. Se podrán extirpar los espolones delanteros, y los traseros, de tenerlos, deberán extirparse. Las almohadillas son muy duras y resistentes.

Cola

La cola es gruesa, está cubierta de pelo y tienen forma de «cepillo de zorro». Se encuentra insertada justo por debajo de la línea superior. Cuando está en alerta se queda enroscada en forma de hoz sobre su espalda. Si la lleva levantada, la cola no se enrosca ni tampoco descansa aplanada sobre las espalda. En cambio, cuando está relajado o en reposos la llevará colgando hacia abajo.

El pelo que cubre la cola es de longitud mediano. Es aproximadamente igual de largo en la parte superior, inferior y a los lados. De esta manera da la impresión de un «cepillo redondo».

Pelaje

El Husky Siberiano tiene un pelaje mucho más denso y grueso que otras razas de perros. Estos están acostumbrados a vivir en temperaturas muy frías. El pelaje es una protección que tienen para sobrevivir en condiciones meteorológicas y ambientales extremas.

Aunque procedan de lugares de nieve, son capaces de adaptarse a cualquier zona o lugar del mundo. Por eso su pelo se adaptará, y será más largo o más corto, dependiendo del lugar donde viva.

Su manto es recto, liso y lanoso produciendo ganas de tocarlo de lo radiante y espectacular que es. Está formado por una doble capa. La inferior que es espesa, suave, sedosa y lo suficientemente larga para soportar la capa superior. Esta es también muy suave, lisa y bastante espesa.

Un inconveniente es que mudan de pelo al menos una vez al año. Con lo cual no se recomienda para personas alérgicas por la cantidad de pelo que tienen.

Color del pelo

En los estándares se permiten todas las combinaciones de colores y manchas, pero no los de un único color. Los podemos encontrar de color:

  • Blanco
  • Gris: Desde un gris lobo a un gris plateado.
  • Marrón: Desde color arena claro a oscuro.
  • Negro con manchas blancas
  • De dos colores: blanco y negro, blanco y rojo, blanco y sable, blanco y marrón, blanco y agoutí, etc…

En las hembras es muy común el gris y plata.

husky siberiano

Fotos de Husky Siberiano o Siberian Husky

Atura y peso de un Husky Siberiano

La alzada o altura ideal de los machos es de 53,5 cm a 60 cm. Las hembras son de 50,5 a 56 cm de altas.

El peso en los machos está entre 20,5 kg y 28 kg aproximadamente. Entre 15,5 kg y 23 kg es el peso que suelen tener las hembras. El peso es proporcional a la altura.

Esperanza de vida

Un Husky Siberiano macho puede vivir entre 10 y 12 años. Las hembras, por el contrario, pueden llegar a vivir entre los 12 y 16 años.

Temperamento del Husky Siberiano

El Husky Siberiano conserva muchas características y comportamientos de su ancestro el lobo. Aparte de su gran parecido físico conserva cualidades como el aullido. Este tipo de animales chacales suelen aullar y no ladrar como lo hace cualquier otro perro.

Aun así, siempre nos preguntamos si es agresivo y hay que saber que es todo lo contrario. Los huskies son amistosos, cariñosos y dóciles. Está lleno de vitalidad y energía con un gran instinto de cazador.

Estos caninos son muy listos. Ocupan el puesto número 45 en la clasificación de Stanley Coren acerca de la inteligencia de los perros.

No les gusta vivir solos y requieren de compañía. La soledad les deprime y necesitan estar rodeado de un grupo ya sean de personas o animales (manada). Tampoco les gusta que no se les haga caso. Si los dejamos en casa solos mucho tiempo nos hará algún desastre que otro.

El correr y el querer explorar todo lo que les rodea es la clave para que les guste escaparse. Como perros nórdicos les apasiona correr y, además, están acostumbrados a recorrer grandes distancias. Por eso se recomienda colocarle un chip para tenerlo localizado. Si se nos escapa nos costará mucho encontrarlo y traerlo de nuevo a casa.

No es la mascota ideal para llevarlo suelta por la calle o por el parque. Tampoco es buena idea tenerlo en un jardín sin valla. Habrá que llevarlo siempre con correa y tener un buen terreno vallado.

Comportamiento

En cuanto a su manera de comportarse hay que destacar lo juguetones, cariñosos y leales que son estos perros. Necesitan juego dentro y fuera de casa constantemente ya que tienden a aburrirse con gran facilidad.

Los Huskies son muy activos y siempre están en alerta. Son las mascotas perfectas e ideales que siempre buscan hacer nuevos amigos.

Otra característica en su comportamiento, que viene del lobo, es que disfrutan escarbando. Este instinto se debe a cuando tenían que escarbar en la nieve para aguantar los temporales tan adversos. De esa manera se mantenían más calientes. Por eso hay que dejarles preparado un sitio para que puedan escarbar sin destrozarnos mucho nuestro jardín.

Relación con otros perros

Suelen llevarse bien con otros perros aunque no es fácil que lo intimiden. Prefieren la convivencia de otros perros de su misma especie. Así que es bueno tener otro Husky Siberiano en casa de querer otra mascota. Con una buena socialización se adaptarán rápidamente a la convivencia con cualquier mascota. Les encantará jugar con ellas.

Estos perros son muy felices cuando viven en jauría o con varios animales. Por eso sienten la necesidad de mostrar quién es el dominante o el macho «alfa». Aunque sólo hubiera dos perros, prevalecería uno por encima de otro siempre.

perros huskies siberianos

No obstante, por su instinto de caza, hay que llevar un control en esa convivencia. No es recomendable que vivan con conejos, gatos o animales de granja como pollos.

Fuera de casa, si otros perros se meten con ellos no se quedarán indiferentes y se defenderán.

Relación con los extraños

Con los extraños se muestran desinteresados y nunca se comportará de un modo agresivo. Aunque no los consideran dentro de su entorno de confianza y mantengan las distancias, los recibirán cariñosamente. A veces pueden llegar a saludarlos con excesiva efusividad.

Por ser una raza tan afectuosa, no son buenos para la protección de intrusos en nuestro hogar. Ni siquiera ladrará al verlos, sino todo lo contrario, se tirará a lamerles y a besarles. Por eso, no es un buen «perro vigilante».

Relación con la familia

Les gusta estar junto a la familia aunque son muy independientes y a veces un poco testarudos. Al igual que les pasa con el resto de animales, tenemos que enseñarles que nosotros somos el macho alfa. Si ellos se creen que son el macho dominante tomarán las riendas y nos costará educarlo correctamente.

perro husky siberiano

Tanto con el amo como con el resto de la familia se adaptarán bien siendo cariñosos y leales a todos. Se integrarán desde el primer momento al hogar y a su entorno familiar. Esto se debe a que siempre estuvieron muy unidos a las mujeres y niños de las tribus Siberianas.

Relación con los niños

Con los niños en general se lleva bien siendo bastante tolerante con ellos. Por su paciencia y cordialidad pueden estar tanto con niños grandes como con los más pequeños de la casa.

Pueden pasar las horas tranquilamente juntos que estarán jugando y divirtiéndose hasta caer rendidos. Los mantendrán a salvo de cualquier situación aunque, para ello, expongan su integridad física y su propia vida.

Siempre que no se traspasen los límites entre los dos se convertirán en unos grandísimos amigos para toda la vida.

Enfermedades del Husky Siberiano

El Husky Siberiano es una raza fuerte y muy dura, de ahí que goze de un estado de salud impecable. Aunque es poco probable que sufran enfermedades, si pueden tener problemas hereditarios y congénitos. Los problemas más comunes en ellos están relacionadas con la vista y las caderas.

Problemas oculares

Los ojos de estos perros son unos de los rasgos más atractivos y especiales por los que nos cautivan. Tienen una mirada penetrante tan deseada por muchas personas. Pero tienen el gran inconveniente de que son los más afectados en cuanto a enfermedades que suelen padecer como:

Cataratas hereditarias

Se puede detectar a una edad muy temprana por los mismos criadores o mediante controles anuales por el veterinario. El ojo va oscureciéndose llegando a causar la ceguera total a los 2 o 3 años de presentarse. Esta enfermedad es poco común y la sufren entre el 15% y el 18%.

Los cachorros afectados por cataratas no obtendrán su certificado. De igual forma las ejemplares hembras que la tengan no se les pondrán a criar.

El los Husky jóvenes pueden heredar cataratas «bilaterales» o también conocidas como cataratas «juveniles». Son más fáciles de detectar ya que se encuentran en la parte posterior del ojo. Aunque si se coge a tiempo se puede operar pero nunca se quedará el ojo con la visión al 100%.

En ocasiones, podemos encontrarnos casos en los que se vea afectado un ojo antes que el otro.

Glaucoma

No es muy común y es un aumento en la presión intraocular al bloquearse el canal de drenaje. Este aumento hace que se deteriore la retina y el nervio óptico. Nuestro perro sentirá dolores fuertes y la consecuente pérdida de la visión.

Al año de edad deberán realizarse las pruebas para determinar si padecen o no esta enfermedad. Si en dichas pruebas sale que tienen una predisposición a reproducirla se evitará su futura cría.

Cuando saga negativo habrá que llevar un control anual por si apareciera y poder detectarla a tiempo. Se consideran afectados por el glaucoma si se da este caso.

Atrofia progresiva de la cornea

Es una enfermedad hereditaria y consiste en la disminución de la visión por el deterioro de la retina. Suele darse en muy pocas ocasiones y cuando aparece se desarrolla muy despacio hasta quedarse ciego. Aunque parezca que solamente afecte a un ojo, en realidad están afectados los dos.

Existen dos tipos de atrofia la de;

  • Retina primaria: Es la más frecuente y es conocida como la «ceguera nocturna». Esta designación viene porque comienza no viendo bien el perro en la oscuridad. Poco después le afectará también cuando sea de día.
  • Retina central

Distrofia de la córnea o «corneal»

Es un problema parecido a las cataratas y es cuando se forman opacidades en la córnea (opacidades cristalinas corneales). Es decir, se forman unos cristales oscuros en forma cónica, y se expanden por toda la córnea. El ojo se ve afectado impidiendo su visión.

Este enturbiamiento en el ojo, cuando son adultos, es lento y progresivo hasta producir la ceguera. Como en las cataratas, se puede dar primero en un ojo y con diferente intensidad.

Displasia de caderas

La displasia es, junto con los ojos, uno de los problemas que más sufren aunque es muy poco frecuente. Es un problema en las articulaciones de la cadera porque el fémur se desencaja de su sitio.

Los cachorros que nacen con esta enfermedad, al principio, no presentan esta patología. Pero a partir de los dos años de edad empezarán a notar los síntomas. No obstante, esta degeneración, no será igual en todos los ejemplares incluso ni siquiera indicios de ella.

Todos los que se vean afectados por esta displasia se excluirán para la cría. De ahí el control exhaustivo de los criadores. Gracias a ellos se ha logrado reducir al 5% los casos en esta raza. En otras llega a ser de hasta el 50%.

Para saber si nuestro cachorro la ha heredado existe una prueba. De ella se determinan 4 niveles de displasia de cadera:

  • Primer Nivel: No presenta displasia (la más común).
  • Segundo Nivel: Leve, (la segunda más común).
  • Tercer Nivel: Moderada (poco frecuente).
  • Cuarto Nivel: Severa (muy rara vez).

A parte de esta prueba, para saber si son portadores, es conveniente tener referencias de sus padres y abuelos.

Otras enfermedades

Existen otros pequeños y aislados problemas de salud como:

  • Alergia: se dan en casos aislados.
  • Cáncer: Aparece cuando son muy ancianos.
  • Complicaciones intestinales: Debidos a una mala alimentación y produce la pérdida del apetito e infecciones.

Cuidados del Husky Siberiano

Como cualquier mascota es importante llevar una serie de cuidados siguiendo unas pautas para mantenerlo fuerte y sano. Aunque es un perro limpio y no desprende ese olor característico de ellos, la higiene es conveniente y fundamental. Un perro bien cuidado estará plácidamente entre la familia sin ningún pudor por ambas partes.

Siberian Husky

Alimentación del Husky Siberiano

La nutrición que le aportamos a nuestra mascota es fundamental. Necesitan alimentos de calidad para vivir los más años posibles y mantenerlos lo más sano que podamos. El Husky Siberiano es un perro que le encanta comer y no tendrá problemas con ningún alimento. De esta manera cubriremos las necesidades nutricionales y mantendremos su dentadura en perfecto estado.

¿Qué come un Husky Siberiano? Pues come de todo, desde el pienso seco de buena calidad, hasta los alimentos crudos. El pienso deberá ser rica en proteínas (un 25% mínimo). También en vitaminas y minerales sobretodo en cachorros y en períodos de gestación y lactancia. Los alimentos secos pueden ser: todo tipo de carne y pescado, huesos, verduras, frutas, etc… Les aportarán una gran energía ayudándoles al desarrollo.

¿Cuánta comida puedo darles? La ración diaria dependerá de cada ejemplar si es macho o hembra y según su tamaño. La dieta diaria de un adulto sedentario que viva en casa sería suficiente con 450 gramos de pienso seco.

¿Cuántas kilocalorías pueden tomar? Podrán tomar diariamente los machos de 1250 a 1500 Kcal  y las hembra de 1000 a 1350 Kcal. Siempre y cuando no realicen grandes actividades y no vivan en ambientes fríos.

¿Cuántas veces comen al día? Se recomienda que la ración diaria se distribuya como mucho en dos veces al día. Si la comida no se proporciona adecuadamente puede producirles problemas intestinales. Perderán el apetito y serán más propensos a coger infecciones.

Si consumen mucha energía o se utilizan para tirar de trineos requiere una dieta rica en proteínas y grasas. Al cambiar de comida hay que ir mezclándola para que se adapte a la nueva y evitar problemas digestivos.

Higiene del Husky Siberiano

Es importante realizar un mantenimiento periódico de nuestra mascota. Desde un buen baño hasta realizar las visistas necesarias al veterinario. De esta manera evitaremos infecciones y enfermedades que pueden sugir a causa de una mala higiene.

Baño y secado

El Husky Siberiano es un perro que está acostumbrado a temperaturas muy bajas. Aunque se adapten bien en ambientes cálidos no hay que someterlos a temperaturas muy calientes. Por eso el baño se realizará con agua templada excepto si hace mucho calor que puede ser fría.

¿Cuántas veces hay que bañarlo? Cada mes o mes y medio sería suficiente para mantener su pelaje. Poseen una delicada piel cubierta de una grasa natural que les protege. De bañarlo más a menudo podríamos eliminarla y no sería bueno para ellos.

En época de muda sí podemos bañarlos con más frecuencia y con agua un poco más caliente. De ese modo nos ayudará a retirar el pelo muerto y preparar la piel para el nuevo.

Se utilizará champú hidratante para perros y que sea específico para el cuidado de este tipo de pelo grueso. Para secarlo utilizaremos un secador eléctrico a temperatura media. Nunca hay que dejarlo al aire libre para que se seque sólo ni en verano.

Cepillado

Una de los cuidados más importante que hay que tener con nuestro Husky Siberiano es su pelaje. Su cuidado dependerá de cómo se mantiene diariamente y de la época del año. Si vive fuera de la casa tendrán un mejor pelaje y se caerá menos que si lo tenemos dentro. No obstante es una de las razas que más pelo sueltan.

¿Cada cuánto tiempo hay que cepillarlo?  Para mantener su pelo perfecto lo ideal sería dos o tres veces por semana. Durante la época de muda hay que cepillarlos todos los días utilizando una carda para retirar todo el pelo muerto. También se hará para que el cambio lo hagan lo más rápido posible.

¿Cuándo muda de pelo? El pelo lo mudan en los meses de verano. Al mudar el pelo pierden la capa de debajo del pelaje quedándose con la exterior. Esto producirá un ligero cambio en el tono de su color hasta que cambie por completo. El realizarlo en esta época de calor les viene bien ya que estarán más frescos.

Nunca hay que afeitarlos ni raparlos ya que su pelaje le protege de bichos e infecciones y de quemaduras. El pelo les mantiene calientes en invierno y frescos en verano.

Otros cuidados

Hay que tener un cuidado especial con los ojos ya que son propensos a enfermedades relacionadas con la vista. Hay que limpiar esta zona con una gasa seca y retirar las lagañas, suciedad o pelos que haya. Si vemos que nos cuesta trabajo quitarlas podemos utilizar una gasa humedecida en agua templada o suero fisiológico. De complicarse la limpieza deberemos acudir al veterinario inmediatamente.

La higiene dental es otro factor importante que debemos tener en cuenta. Con una buena limpieza evitaremos que se acumule el sarro en sus dientes. Evitaremos enfermedades bucales con estos cepillados dentales periódicos. Además, para combatirlo, podemos darles galletas y huesos específicos para la eliminación del sarro.

Es frecuente en ellos la aparición de callos en los codos.  Para que no se produzcan infecciones hay que llevarlos al veterinario y tratarlos lo antes posible.

Los collares antiparásitos y las pipetas son perfectas para hacer frente a piojos, garrapatas y gusanos intestinales.

Por último, el veterinario establecerá y suministrará las vacunas correspondientes marcadas en su calendario.

Ejercicio del Husky Siberiano

El Husky  Siberiano es muy activo, tiene mucha energía y están llenos de vitalidad. Son felices corriendo y haciendo mucho deporte, por eso es imprescindible que realicen muchísimo ejercicio.

Hay que sacarlo como mínimo una hora y media al día para correr o dar paseos largos. Hay que recordar, que al igual que sus antepasados, son perros con una gran actividad física y resistencia. Si lo dejamos en casa se aburrirá y se desesperará, comenzará a aullar y destrozará todo lo que encuentre.

En las salidas habrá que llevarlo siempre con correa por su tendencia a escaparse. De igual forma tendremos que tener un jardín vallado. De no tener este requisito no deberíamos adoptarlo como mascota.

A las personas que les gusta salir a correr o hacer mucha bicicleta les vienen perfecto este tipo de perros. Estos les acompañarán incansablemente en sus largas carreras.

Siberian Husky

No obstante, se adaptará a vivir en un piso si le damos sus correspondientes paseos. A ellos les gusta mucho corretear por el parque, la playa o el monte. Si le proporcionamos estas necesidades básicas diarias junto con sus juegos serán felices y no causarán ningún problema. Es importante dedicarles el tiempo suficiente al día a estos espléndidos perros.

En verano no es muy bueno que realicen demasiado ejercicio ya que con el calor no pueden hacer muchos esfuerzos. Hay que evitar exponerlo al sol ya que pueden sufrir golpes de calor.

Adiestramiento del Husky Siberiano

El Husky Siberiano es un perro que está acostumbrado a vivir en el exterior. Su objetivo inicial era la de tirar de un trineo y no de estar al lado del ser humano. Y mucho menos que le obedeciera. Por eso para adiestrarlo requiere de la aproximación directa y firme por parte de su dueño.

Deberemos tener paciencia y saber comprenderlos ya que tienen un carácter típico de los perros del Ártico. Aun así, no será un perro especialmente obediente ya que no viven para contentar a su dueño. Ellos hacen caso de las órdenes si las consideran sensatas y oportunas. No se dejarán llevar aunque utilicemos palabras amables o les ofrezcamos golosinas.

huskies siberianos en el artico

Los huskies necesitan disciplina y la adiestrabilidad forma parte de su carácter. En sus comienzos, los conductores de trineos, tenían que tener confianza plena en ellos. Estos tenían que ser capaces de encontrar el alimento y llevarlos de vuelta a casa sin perderse siguiendo el rastro. Para ello tenían que ser obedientes sobre todo el líder de la manada, al cual todos le siguen.

Las personas que no hayan tenido mascotas de este tipo no se les aconsejan su adiestramiento por su dificultad.

Para un buen adiestramiento deberemos dedicarle unos 15 o 20 minutos al día. Habrá que empezar a adiestrarlo desde cachorro y siempre se llevará a cabo con el refuerzo positivo. Es muy tratable, dócil y disciplinado con lo que no nos resultará muy difícil su adiestramiento.

Debemos basar el adiestramiento en cosas útiles y cotidianas y orientadas a nuestra seguridad. Como por ejemplo: que obedezca y venga cuando se les llame, a quedarse quieto, etc…

Educación y socialización

Si los educamos y socializamos desde bien pequeños, conseguiremos tener un gran perro como mascota. Serán cariñosos, amigables y podrán relacionarse con todas las personas y mascotas sin dificultad. Desde cachorros hay que educarlos para que tengan una buena conducta y la convivencia sea lo más cordial posible.

perro husky siberiano cachorro

Es importante que desde pequeñitos interactúen con las personas de dentro y fuera de casa. Hay que aprovecha en sus primeros paseos para que conozcan el entorno y no exponerlos a situaciones violentas. Tienen que socializarse de manera que no les produzca ningún miedo ni les resulte agresivo.

¿Cómo cuidar a un cachorro?

Los cachorros huskies son unas verdaderas monadas y la delicia de muchas personas. Tienen un aspecto de auténticos juguetes y peluches, pretendidos por medio mundo. Si adoptamos un bebe Husky Siberiano deberemos tener unos cuidados especiales para que crezcan sanos y fuertes.

Un aspecto importante es la dieta que deberá contener los nutrientes y complementos necesarios para su desarrollo. También deberán contener pocas grasas ya que cogerían peso y no conseguirían mantenerse en pie.

cachorros huskies siberianos

Cuando empiecen a andar hay que intentar que se muevan por suelos antideslizantes. Las caídas en esa edad pueden producirles contusiones y problemas con sus huesos y  ligamentos.

En cuanto al ejercicio, aunque son activos y les gusta mucho jugar, deberemos ponerle límites. Tendremos que tener cuidado con los juegos que le damos y los saltos ya que podemos causarles daño.

huskies siberianios cachorros

Curiosidades

La figura del Husky Siberiano aparece en numerosas películas de Hollywood. Especialmente son protagonistas en aquellas que transcurren en lugares árticos o de nieve. Como ejemplos tenemos: Bajo cero, Balto, Antártica, etc…

Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer