Teckel o Dachshund

Teckel o Dachshund

El Teckel o Dachshund es un perro con mucha personalidad y, por supuesto, su aspecto es inconfundible. Es el único en su especie con unas patas muy cortas y un cuerpo bastante alargado. En esta guía del Teckel o Dachshund conoceréis los tipos y variedades que existen dependiendo del tamaño y pelo. Además descubriréis todo acerca de ellos como su origen, historia, carácter, cuidados, características, etc…

Definición y origen

El Teckel o Dachshund es una raza de perro que se originó en Alemania. La palabra «Dachshund» es el término que comúnmente se usaba para describir a esta raza basada en su utilización. Estos animales se utilizaron para seguir a los tejones bajo tierra por las madrigueras. De ahí que se compone de «Dachs» que significa «Tejón de tierra» y «Hund» que significa «perro». Dando como resultado «Dachshund» cuyo significado es «Perro Tejón».

En España y en países de habla hispana se les conoce como «Perro Salchicha». Es evidente esta denominación ya que su aspecto es muy parecido al de una salchicha. También recibe el nombre de «Dackel»

Se caracterizaban por tener la capacidad de seguimiento como los sabuesos ya que ambos poseen un gran olfato. También tienen un gran carácter como cazador, valor y temperamento como el Terrier. Aunque no tienen su origen en los Terrier sino en los perros olfateadores como los Sabuesos y los Basset Sabuesos.

Historia del Teckel o Dachshund

El origen de estos caninos, como sucede con otras muchas razas, no está totalmente clara. Existen numerosas teorías de cómo y dónde surgieron estos caninos.

Origen egipcio

La mayoría de historiadores coinciden en que esta raza es mucho más antigua de lo que creemos. Aunque existen dos versiones relacionadas con el origen de estos caninos en el Antiguo Egipto.

Por un lado hay quien defiende que efectivamente existieron desde hace miles de años. Se basan en el descubrimiento en diferentes tumbas de faraones de imágenes muy parecidas a estos caninos. En ellas aparecen representados a lado de los faraones cazando. Estas tumbas de la civilización egipcia tienen alrededor de 5000 años de antigüedad. Y de alguna manera cruzaron el Mediterráneo para instalarse en Europa.

Por otro lado defiende que el Teckel o Dachshund también existía en aquella época. Se basan en la teoría de que son descendientes directos de los «perros Sabuesos Basset». Se sabe con certeza que estos sabuesos existieron en el Imperio Medio de Egipto gracias al profesor Edmond Dechambre. Este encontró osamentas de estos animales en una cueva de «Vance». Estos restos están datados entre los siglo XIX y XX a. C. Por esa época reinaban los faraones«Amenemhat» y «Seostris». El primero fundó la XII Dinastía de Egipto y el segundo fue el segundo faraón.

Además de hallar estos restos, este perro egipcio también se denominaba con el nombre de «Tekal». No obstante no existen pruebas de que su nombre actual venga de este egipcio. En todas las representaciones aparecen como perros guardianes.

También se han encontrado vestigios de su origen en diversas culturas como la azteca, china, maya, griega y siria.

Otras teorías

Numerosas autoridades muy prestigiosas como John Hutchinson Cook defienden la teoría de que proceden de Austria. Creen que forman parte de un linaje originario de allí durante la Europa Medieval. Llegaron a Alemania en 1477 importados por saoneses pertenecientes al Ducado de Borgoña. Es probable que se produjera durante el reinado del Emperador Maximiliano I de Austria. De ahí que se cree que fue él quien creó a esta raza a través de cruces con diferentes perros.

Otra teoría dice que tanto el Teckel como Beagle y el Basset Hound tienen un antepasado común. Posiblemente sean los perros primitivos de «San Humberto» que evolucionaron mediante cruces dando origen a esta raza.

perros teckel o dachshund antiguos
Teckels antiguos

Otros autores importantes como W. Tschudy piensan que su antepasado fue el «Dachsbracke alemán». Y otros creen que surgió a partir de razas alemanas extinguidas hoy en día. Como por ejemplo el Wachtelhund, el Dachskriegen o el Huhnerhund.

También cabe destacar a otros ejemplares que pudieron intervenir en el cruce para llegar al actual Teckel. Como el Tejonero de Westfalia, Sabueso de sangre de Baviera y Schnauzer.

Origen alemán

Es indiscutible que a finales de la Edad Media el Teckel o Dachshund ya existían en Alemania. Surgió porque los cazadores de la época necesitaban un animal capaz de meterse bajo tierra. Debían ser animales inteligentes y valientes capaces de perseguir y capturar los conejos, zorros o tejones en sus madrigueras.

En escritos germánicos del siglo XIV aparecen descritos con el término de Dachshund. No obstante las primeras referencias históricas escritas datan del año 1700. En ellas describen a una raza de perro Tejonero con cuerpo alargado y con un manto de diversos colores. Esta descripción nos hace pensar que efectivamente se trate del actual Teckel o Dachshund alemán.

El alemán Walther Flemming, uno de los fundadores del estudio de la citogenética, aprobó ilustraciones de ejemplares similares. Aparecen en la publicación en 1719 de «El cazador completo alemán».

A pesar de su popularidad desde el siglo XVII, el estándar oficial se hizo en 1889. Un año antes, en 1888, se fundó el primer club de esta raza en Alemania denominado «Deutscher Teckel Club». También se le conoce como «TeckelKlub».

En 184o se publicó el primer volumen del libro de los orígenes genealógico de los perros alemanes (Deutscher Hunde-Stammbuch). En él incluye el estándar del Teckel o Dachshund alemán de pelo corto y pelo largo. Más tarde, en 1890, se añadió la variación del Teckel de pelo duro.

Sociedades alemanas

A finales del siglo XIX se crearon varias sociedades de esta raza con sus propios libros de orígenes genealógicos. La morfología y la capa de los ejemplares inscritos no les preocupaban. Su principal interés era el tipo de pelaje y la capacidad para la caza de estos perros. No obstante, hasta 1915 no se establecieron los identificativos para los diversos tipos de capa. Estos se añadieron a continuación en el registro de ellos del club alemán del Teckel. Se otorgaron, para las diferentes variedades esta raza, los siguientes apelativos:

  • Kurzhaar «K»: para los de pelo corto.
  • Rauhhaar «R»: para los de pelo duro.
  • Langhaar «L»: para los de pelo largo
  • Zwerg «Z»: para los ejemplares miniatura.

No obstante el desarrollo y cuidado de esta raza en sus comienzos, principalmente la llevaron dos sociedades. Por un lado el «TeckelKlub», el cual se dedicaba a las exposiciones de belleza junto con el Bóxer Alemán. Y por otro lado el «Gebrauchsteckel Klub», que organizaba todo tipo de actividades de caza. En 1935 se unieron estas dos asociaciones y establecieron un único libro de orígenes genealógico. También unificaron sus diferentes actividades.

Expansión por Gran Bretaña

Mucho antes de la creación del club alemán del Teckel o Dachshund, ya participaban en exhibiciones caninas en Inglaterra. De hecho el «Club Dachshund de Inglaterra» se fundó en 1881 con su propio estándar. Más tarde se modificó para adaptarse al estándar alemán ya que tenían las mismas directrices. El club inglés es el club más antiguo del mundo de esta raza de perro.

Durante los siglos XVIII y XIX ya se consideraba el Dachshund un perro de caza en países que hablaban inglés. Era una de las razas más queridas y populares en Europa. De hecho, muchas monarquías europeas tenían a estos ejemplares como sus mascotas preferidas. Como por ejemplo la reina Victoria de Inglaterra, la cual crio personalmente a uno. De ahí que algunos creen que su esposo, el Príncipe Alberto, los introdujo en Gran Bretaña en 1845. Aunque no existen datos que lo puedan certificar.

En cambio si se tiene constancia que el Rey Eduardo VII sí tenía en posesión varios ejemplares. Ya que en un cuadro, datado del año 1875, aparece retratado con 4 perros Teckel. Este se encuentra en uno de los salones del «Crystal Palace».

Al borde de la extinción

Durante la Primera Guerra Mundial, seis importantes criadores entusiastas de esta raza consiguieron mantenerlos con vida. Siguieron estrictamente su línea marcada para su cría durante este período de guerra. A estos criadores se les llamaba «pro alemanes» o «simpatizantes alemanes». No solo los mantuvieron con vida, sino mantuvieron intactos su base genética.

Para evitar su extinción se cree que se pudieron cruzar con otras razas escocesas. Principalmente con el Terrier Escocés (Scottish Terrier) y el Dandie Dinmont Terrier. De ahí que se consideren a estos los descendientes de la variedad del Teckel de pelo duro. Incluso también es posible que se hayan cruzado con ejemplares de Skye Terrier y Fox Terrier.

Hay muchos ejemplares Teckel ingleses que dejaron huella durante la década de 1890. Incluso actualmente siguen teniendo una gran influencia en todo el mundo. De entre ellos podemos destacar a «Jackdaw», cuyo propietario fue Harry Jones y «Pterodactyl», cuyo propietario fue Sidney Woodiwiss.

Reconocimiento como raza

La «American Kennel Club» reconoció a estos perros como raza oficial en 1873. El primer ejemplar Teckel o Dachshund americano inscrito en el libro genealógico de la «AKC» fue una hembra en 1879. A partir de 1880 en Estados Unidos se ha exhibido esta raza. No obstante desde 1879 hasta 1885 tan solo aparecen inscritos 11 ejemplares.

A partir de allí comenzó su popularidad y actualmente es una de las razas más populares en los Estados Unidos.

La «Federación Cinológica Internacional» (FCI), el 1 de enero de 1955 reconoció a esta raza oficialmente. De hecho se creó un grupo especial para clasificarlos, el grupo 4. En él se contempla el estándar de los tres tipos de variedad de pelo y los tres tamaños.

Utilización del Teckel o Dachshund

El Teckel o Dachshund tenían como principal objetivo la de perros de caza. Durante la Edad Media, los cazadores los utilizaban para meterse en las madrigueras y guaridas que se encontraban bajo tierra. Eran perfectos para seguir por esos huecos estrechos y cazar a sus presas como conejos, tejones y zorros. Su morfología les permitía acceder a estos sitios y capturarlos sin problemas. A esto se le sumaba lo perfectos que eran excavando con sus desarrolladas patas delanteras. Estas cualidades les convertían en unos excelentes perros cazadores y rastreadores. Perseguían todo tipo de rastro hasta dar con la pieza herida a cazar.

perro teckel o dachshund

Más tarde, viendo su gran valentía, se utilizaron también para la caza mayor. Sobre todo para la caza de conejos, liebres y jabalíes. Eran capaces de enfrentarse sin temor a cualquier animal agresivo, tanto grandes como pequeños.

Hoy en día, se una mascota ideal y su papel principal es la de perro de compañía.

Características del Teckel o Dachshund

La principal característica es su desproporcionada y singular estructura. Ya que son muy bajos, tienen el cuerpo alargado y las patas muy cortas. Esto se debe a una mutación genética conocida como «bassetismo» o «acondroplasia parcial». Es decir, un trastorno en el crecimiento óseo de los cartílagos provocando enanismo principalmente en las extremidades.

Los movimientos, a pesar de tener unas extremidades cortas con respecto al cuerpo, no deben mostrar torpeza. Tampoco debe parecer que tienen un movimiento limitado sino que debe ser fluido. Sus pasos deben ser largos abarcando mucho terreno. Durante el movimiento sus patas deben moverse de forma paralela hacia adelante. Esta forma de andar le da una apariencia armoniosa, señorial y grandiosa.

Está clasificado de la siguiente manera.

  • Clasificación General: Se clasifican como una raza de Perros Pequeños.
  • AKC: Grupo 2: Como perros sabuesos.
  • FCI: Grupo 4: Teckels o Dachshund.
CabezaCuerpoCola

Cabeza

La cabeza tiene forma alargada vista de perfil o desde arriba y se estrecha gradualmente hacia la trufa. No obstante no debe acabar en punta. El cráneo es plano. El stop o depresión naso-frontal está poco marcado. Cuanto menos se levante o sobresalga mejor.

Las orejas son planas, largas y tienen forma redondeada en las puntas. Son móviles y de inserción alta más bien hacia atrás. No debe acabar en punta ni quedar dobladas. La parte interior de las orejas quedan pegadas en las mejillas.

Lo ojos son ovalados, tienen un tamaño medio y están bien separados. No deben tener una expresión penetrante, sino de claridad, vivaz y confiada. Su color varía desde un castaño o marrón rojizo (rojo) y brillante hasta un marrón o castaño oscuro o negro. Estas tonalidades se pueden dar en todos los ejemplares de cualquier color de manto. No son deseables los dos ojos azules o uno azul y otro marrón en los ejemplares arlequines. No obstante se toleran. También pueden presentar tonos de color verde o ámbar, aunque se prefieren los tonos oscuros.

El hocico es largo y bastante fuerte. La caña nasal es larga, estrecha y está ligeramente arqueada. Las ventanas nasales están bien abiertas. La trufa está bien desarrollada. Su color va desde el negro hasta el castaño de pendiendo del color del manto del ejemplar.

Los labios son finos, están bien ajustados y cubren el maxilar inferior. La mandíbula superior e inferior está bien desarrollada. La dentadura la forman 42 dientes y es regular. La mordida la tienen en forma de tijera o tenaza.

Cuerpo

El cuerpo tiene forma alargada. Su longitud debe ser aproximadamente de 1 a 1.7-1.8 a la altura de la cruz. Esta relación debe ser armoniosa. La línea superior se extiende desde la nuca hasta la grupa ligeramente inclinada. La cruz es alta y está muy pronunciada.

El cuello es musculoso, alto delgado y se encuentra ligeramente arqueado en la zona de la nuca. La piel está bien pegada y no debe presentar papada.

La espalda es fuerte, musculosa y recta o ligeramente oblicua hacia atrás. Los lomos son moderadamente largos, fuertes y están ligeramente arqueados. La grupa es musculosa, larga, ancha y ligeramente inclinada. Los omóplatos son largos y están inclinados hacia atrás.

El pecho está bien desarrollado y es amplio y espacioso. De esta manera puede albergar el corazón, el cual que le proporciona una mayor resistencia. Y también a los pulmones para poder aumentar su capacidad pulmonar. Estas cualidades son propias de un gran cazador. Su punto más profundo se encuentra justamente detrás de sus patas delanteras. La distancia del pecho al suelo es aproximadamente un tercio de la altura a la cruz.

Las costillas se extienden hacia atrás. El tórax es ovalado si lo miras desde enfrente. Si lo miras desde arriba o de lado es bastante ancho. El vientre está relativamente recogido. El esternón es muy pesado y está fuertemente pronunciado y elevado que parece que tienen una depresión a cada lado.

Miembros

Los miembros anteriores son musculosos, fuertes, bajos y anchos. Son extraordinariamente grandes, los cuales les permiten excavar a modo de pala. Los codos no deben presentar ninguna desviación ni hacia dentro ni hacia afuera. Las patas son rectas, paralelas y tienen un buen ángulo articular.

Los pies anteriores son compactos, tienen huesos fuertes y están orientados hacia adelante. Los dedos están unidos, bien arqueados. El quinto dedo no tiene ninguna función, aunque no debe amputarse. Las almohadillas son fuertes, resistentes y gruesas. Las uñas son negra, cortas y fuertes.

Los miembros posteriores están proporcionados con respecto a los anteriores y tienen una musculatura fuerte. El muslo es musculoso. Las rodillas son anchas y fuertes. El corvejón es fuerte y seco. Los pies posteriores contienen cuatro dedos bien juntos y arqueados. Las almohadillas también son fuertes y resistentes.

Cola

La cola tiene una longitud larga y estirada suele llegar hasta el suelo. Forma una continuación de la línea superior del lomo y no debe tener demasiada curvatura. Aunque se permite una leve curvatura en el último tercio de la cola. Es de inserción alta.

perrosalchica pelo corto marron

Tipos o variedades de pelo

Desde sus orígenes esta raza de perros existen tres variedades de pelo; largo, corto y duro. Cada una tienen sus propias características y ninguna de ellas pueden mezclarse.

Teckel de Pelo Largo

Estos ejemplares se cree que probablemente sean fruto del cruce con el Daschrieger y el Huhnerhund.

Esta variedad presenta un manto con una capa externa de pelo suave, brillante, largo y sedoso. En la parte inferior del cuerpo, debajo del cuello y orejas es un poco más largo. También es claramente más largo en la parte posterior de las extremidades donde el pelo tiene forma de pluma. También en la parte inferior de la cola es más largo en forma de bandera.

Teckel de Pelo Corto

La hipótesis más aceptada es que la variedad del pelo corto apareció la primera. Ya que en 1890 habían un total de 395 ejemplares de Teckel o Dachshund inscritos. De todos ellos, había tan solo tres ejemplares de pelo duro y cinco de pelo largo. El resto eran todos de pelo corto. No obstante es probable que se desarrollaran las tres variedades al mismo tiempo de forma paralela. Y únicamente se inscribieron más ejemplares de esta variedad por ser la primera en adaptarse apareciendo antes en las exposiciones. Y más tarde se introdujeron las otras dos variedades. Primero la del pelo largo y posteriormente la del pelo duro.

Esta variedad posee un manto liso, lacio y suave y cae pegado al cuerpo. Es fuerte, duro, corto y no debe mostrar zonas sin pelo. La cola está cubierta de un pelo fino y denso.

Teckel de Pelo Duro

Esta variedad es la más reciente de las tres. Se cree que probablemente es fruto del cruce entre el Scottish Terrier y el Dandie Dinmont Terrier. Incluso se cree que también se pudieron cruzar con el Skye Terrier y el Fox Terrier. Se desarrolló con el objetivo de poder cazar a las presas entre las zarzas y demás plantas con espinos.

Esta variedad posee un manto con una capa externa de pelo denso, áspero, grueso y duro pegado al cuerpo. Esta capa externa se encuentra mezclada con una interna por todo el cuerpo excepto en las orejas, cejas y hocico.

Presentan en el hocico barba bien marcada, bigote y unas espesas y densas cejas. También poseen una capa interior también muy densa. En la zona de las orejas el pelo debe ser más corto y casi liso. El pelo de la cola es uniforme y está muy pegado y bien desarrollado.

Fotos del Teckel o Dachshund

Color del pelaje

El Teckel o Dachshund pueden presentar diferentes colores de manto en las tres variedades de pelo. Todos estos tonos de colores son los mismos para cualquiera de ellas. Aunque pueden presentar cualquier color excepto el manto blanco o albino. Por este motivo, se pueden clasificar en 3 grupos según el color del manto: perros unicolores, bicolores y manchados.

Unicolores

Estos ejemplares van desde el rojo, rojo amarillento o amarillo hasta un rojo más oscuro. Pueden presentar pelo negro entremezclado con el resto del manto. No se desean los ejemplares con manchas blancas, aunque si solamente son pequeñas motas se permiten y no es eliminatorio. La trufa y las uñas son negras, aunque se permiten un tono rojizo marrón.

No obstante en este tipo de manto se prefieren un manto rojo puro.

Bicolor

Estos ejemplares presentan un fondo que puede ser negro profundo o castaño o marrón claro. Tienen marcas o manchas de color fuego que va desde un rojo oxidado a un amarillo o rubio. Estas marcas están presentes por:

  • Encima de los ojos
  • A cada lado de la boca
  • El labio inferior
  • El borde interior de las orejas
  • Los pies
  • El antepecho
  • Las partes interiores y posteriores de las patas
  • La parte inferior de la cola, hasta un tercio o la mitad
  • Y alrededor del ano

En los ejemplares negros la trufa y las uñas son de color negro. En cambio, en los marrones son de color marrón.

Las manchas blancas no son deseables aunque se admiten si son pequeñas. Tampoco aquellas de color fuego que se extiendan más allá de sus límites.

Manchados

Estos ejemplares presentan un manto arlequín (leonado o atigrado). Tienen un color de fondo básico muy oscuro que puede ser negro, rojo o gris. Y presentan unas suaves manchas irregulares de color claro. Las manchas grises y beige son las más deseadas.

Ninguno de los colores debe predominar, ni el claro ni el oscuro. Los ojos azules, también conocidos como «ojos de cristal» se dan en los ejemplares de manto atigrado. Aunque estos ejemplares no son deseables. Los leonados son de color rojo o rubio amarillo con rayas de color más oscuras. Estos ejemplares son muy poco comunes. El color de la trufa y de las uñas son negras o marrones oscuras.

Otros colores

Como ya hemos dicho anteriormente, se admiten una gran variedad de colores para todos los tipos de manto. Por eso, además de estos tres tipos de manto se admiten otros colores. Como por ejemplo el gris o el «jabalí» o «cerdo» que va desde tonalidades claras hasta oscuras. Este color es muy frecuente en la variedad del Teckel de pelo duro. Esto se debe a que se cría exclusivamente en este color y con menos frecuencia en negro y fuego. También predomina el color de las «hojas secas».

En la variedad de pelo liso y largo se crían principalmente en rojo brillante y negro fuego. A veces también se crían en castaño y fuego y raramente en leonado. En los de pelo corto principalmente son de color negro con rojo fuego, marrón chocolate o arlequín.

En conclusión podemos encontrar perros salchichas de color rojo, crema, arlequín chocolate, azul gris, azul fuego, amarillo, negro, marrón, etc…

Clases o tipos de Teckel o Dachshund

Actualmente existen 3 tipos de Teckel o Dachshund y están clasificados según su tamaño. Se basa en la altura y medidas del ejemplar y no es aceptable cruzarlas entre ellas. La FCI admite y reconoce tres tamaños de esta raza:

Teckel Estándar

Es el más grande y la longitud de su cuerpo es de 30 a 40 cm. La medida torácica es mayor de 35 cm. No deben pesar más de 9 kg y su peso debe ir siempre en proporción al cuerpo. El Teckel estándar original pesaba entre 13 y 16 kg y se utilizaban en jaurías para la caza de jabalíes.

Teckel Miniatura o Enano

La longitud de su cuerpo es de 20 a 30 cm. La medida torácica es de 30 a 35 cm a la edad mínima de los 15 meses. Pesan de 5 a 7 kg. Antiguamente estos ejemplares «toy» pesaban entre 7 y 11 kg. Se utilizaban para la caza de zorros y para seguir los animales heridos. La FCI reconoció esta variedad como una clase de esta raza en el año 1925.

Teckel Kaninchen

También recibe el nombre de «Teckel para caza de conejo». Es el más pequeño de esta raza y la longitud de su cuerpo es inferior a 20 cm. La medida del tórax es inferior a 30 cm a la edad mínima de 15 meses. Pesan tan solo alrededor de 4 kg. Además de ser el más pequeño presenta rasgos físicos distintos. Existen ejemplares que pesan menos de 3 kg, y se utilizan para la caza de conejos o liebres.

perro teckel o dachshund kaninche marron
Teckel Kaninche

En cambio, la AKC solamente reconoce dos:

  • Estándar: Cuya altura está entre 9 y 10 pulgadas. Y su peso entre 16 y 32 libras.
  • Miniatura: Cuya altura oscila entre 4 y 5 pulgadas. Y su peso es alrededor de 12 libras.

¿Cuántos años viven?

El Teckel o Dachshund es una de las razas más longevas que existe hoy en día. La esperanza de vida que tienen es de 12 a 16 años. Pueden llegar a vivir tanto, e incluso unos años más, siempre y cuando cuidemos su columna vertebral.

Temperamento del Teckel o Dachshund

El Teckel o Dachshund tiene un carácter vivaz y destaca por su inteligencia, capacidad de resolución y ser muy ingenioso. No es precisamente muy obediente y, en ocasiones, puede ser un poco tenaz y testarudo.

Es valeroso, resistente, firme e incansable en el campo. No obstante, en el hogar, le gusta tener sus comodidades y disfrutar de ellas. Son muy activos y están llenos de energía y vitalidad, aunque no son nada alborotadores.

Son muy curiosos y no se les escapa nada a su alrededor. Poseen un gran olfato y, por su baja altura, tienen el hocico pegado al suelo. Esto les hace ser fisgones, valientes y muy decididos. A veces, estos actos de coraje no tienen límite y les pueden costar la vida.

Tienen una gran personalidad, están muy equilibrados y muestran una gran seguridad en sí mismo. De ahí que saben arreglárselas para manejar bastante bien a sus dueños. No son agresivos ni violentos.

Comportamiento

Son cariñosos, alegres, sociables y muy juguetones. Podrían estar horas jugando con cualquier tipo de persona y requieren un contacto continuo de sus dueños. Les gusta recibir mimos y premios por parte de ellos. Por esta razón no debemos dejarlos solos demasiado tiempo. La soledad puede provocar cambios en su comportamiento y volverse destructivo para llamar la atención. También se pondrán tristes y no querrán comer ni jugar a nada ni con nadie.

De hecho son un poco payasos y les gusta hacernos reír continuamente. De ahí que se utilicen mucho como perros de terapia con niños enfermos y personas mayores en los asilos.

La convivencia con ellos es muy fácil ya que para ellos lo primero son los suyos, su familia. No obstante, en ocasiones, pueden mostrarse muy independientes debido a su instinto cazador.

Estos caninos, aunque son ladradores, no suelen ladrar con frecuencia y solamente lo harán cuando adviertan ruidos extraños. Los más valientes no dudaran en salir corriendo a defender a su familia. La variedad del pelo corto es la que tiene el carácter más fuerte de las tres.

Relación con otros perros

Con los demás perros en principio se suele llevar bien. Hay muchos propietarios que tienen en casa a un perro salchicha con más ejemplares y viven en perfecta armonía. Aunque en el caso de haber un roce y producirse una pelea con ellos, no la esquivará ni tampoco rehuyera.

No es conveniente que convivan con animales más pequeños como conejos o hámster. Poseen ese instinto de cazador y puede producirse algún que otro problema y no pequeño. En cambio con los gatos, si ha recibido una buena socialización desde pequeños, pueden convivir perfectamente.

Relación con los extraños

Con los extraños no suelen perder el tiempo y tienden a mostrarse bastante reservados con los que no conoce. No obstante gruñirán y ladrarán ante la presencia de algún peligro que consideren peligroso para su familia. Por eso se consideran, a pesar de su pequeño tamaño, un excelente perro guardián. Dejarán bien claro a cualquiera que intente entrar que él está ahí y que hay personas en casa.

Son ideales para proporcionar seguridad en hogares en los que vivan personas mayores solas. Ya que estos les ayudarán avisándoles de la presencia de algún extraño. Además su pequeño tamaño les hace perfectos ya que un ejemplar más grande les costaría sujetarlos. También es más fácil que les empujen y les tiren al suelo.

Relación con la familia

Estos caninos les encanta estar fuertemente unidos a sus amos y no les gusta quedarse solos. Se muestran leales y muy cariñosos con todos los miembros de su familia. Saben perfectamente cuál es su lugar dentro del núcleo familiar y reconocen al «alfa de la manada».

Relación con los niños

Con los niños suelen llevarse bien, siempre y cuando reciban una apropiada y correcta socialización. Son muy cariñosos y amables y les encanta pasar largas jornadas jugando con ellos. No obstante no tolerará convertirse en un juguete y que le traten de cualquier manera. Por eso se recomienda para familias con niños un poco más mayores. Ya que los más pequeños de la casa no entenderán esta circunstancia y será una misión imposible que la entiendan.

perro teckel o dachshund

Por eso la variedad de pelo largo es la mascota perfecta para las familias con niños mayores. Estos suelen ser más tranquilos, cariñosos, mansos y dóciles que las otras dos variedades.

Con los niños extraños se mostrarán indiferentes y no suelen ocasionar problemas con ellos. No obstante pueden ser agresivos y llegar a morderlos si los molestan demasiado. También pueden tener este comportamiento si dan vueltas rápidamente alrededor de ellos sin parar.

Enfermedades del Teckel o Dachshund

El Teckel o Dachshund es una raza que por sus características físicas son propensos a padecer ciertas enfermedades. Las más comunes son los problemas relacionados con la columna vertebral y pueden aparecer diferentes problemas oculares.

Enfermedad del disco intervertebral

Esta raza es muy conocida por sufrir problemas en su espina dorsal. Esto se debe a la estructura de su cuerpo. Es bastante largo y en sus cuatro esquinas bajo su dorso apoya directamente todo el peso sobre sus cortas patas.

La enfermedad del disco intervertebral (EDIV) es una hernia discal en la parte posterior del dorso. Es decir, un disco situado entre los huesos de la columna se rompe y comprime la médula espinal. Existen diferentes signos dependiendo de dónde se encuentra y su grado de compresión. En los casos más leves se muestran rígidos y doloridos. El tratamiento, en este caso, será conservador y estará basado en analgésicos y relajantes y reposo. En los más graves tienen grandes dolores, arrastran las extremidades traseras y tienen dificultad al andar. También pueden llegar a sufrir parálisis, retención o incontinencia urinaria y se comportan de forma violenta debido al intenso dolor. En estos casos se tratan quirúrgicamente mediante una operación tan pronto como sea posible.

Podemos saber si nuestro perro sufre de problemas de espalda mediante un radiografía (rayos X) realizada por su veterinario. Nosotros también podremos observar ciertas conductas que nos indiquen que no se encuentran perfectamente. Como la pérdida del apetito, debilidad, dolores de estómago y llantos fuertes e inexplicables. Y la más importante, la imposibilidad de realizar los ejercicios físicos que hacía anteriormente sin ningún tipo de problema. Tampoco les beneficia mucho el sobre peso. La obesidad en estos perros incrementará las posibilidades de padecer esta enfermedad.

Para prevenirla se recomienda que no realicen actividades en las que sufra su espalda. Como por ejemplo subir y bajar escaleras y saltar grandes alturas. Esta enfermedad afecta principalmente al Teckel y además a otras razas como al Basset Hound y al Corgi galés.

Problemas oculares

  • Cataratas: Es un defecto genético hereditario y consiste en el oscurecimiento del cristalino del ojo. Suele afectar a ejemplares jóvenes y no en adultos o muy viejos. El tratamiento más efectivo es mediante una intervención quirúrgica.
  • Atrofia progresiva de retina (APR): Es también hereditaria y es el deterioro y pérdida gradual de la retina. Comienza con una ceguera nocturna ya que no ven bien con poca luz. Más tarde afecta a la visión durante el día. Esta enfermedad puede aparecer en cachorros o en edades adultas.
  • Glaucoma: Es una enfermedad hereditaria que afecta a los ojos ocasionándoles la pérdida progresiva de la visión. Esto se debe al aumento de la presión del fluido inter ocular. Dependiendo del grado de gravedad requerirá tratamiento o intervención quirúrgica del veterinario.

También pueden padecer otras enfermedades como entropión, ceguera nocturna congénita, distrofia de la córnea, etc…

Otras enfermedades

El Teckel o Dachshund puede presentar otras patologías como:

  • Hipoglicemia: Es una disminución rápida y repentina del nivel de azúcar en la sangre. Suele afectar a los perros de pequeño tamaño y con menos de doce semanas de edad. Esta disminución se debe a un crecimiento disperso de los órganos de estos cachorros. Especialmente del páncreas, que es el órgano productor de la insulina. Los síntomas son debilidad, convulsiones, confusión, babeo, etc… Es importante proporcionarles una buena dieta para evitar esta patología.
  • Acantosis nigricans: Esta enfermedad es un efecto secundario y está provocado por problemas dermatológicos de la piel. Provoca un endurecimiento de la piel y la aparición de manchas oscuras en la zona de las ingles y axilas. Existen dos variedades. La «Acantosis Nigricans Primaria», que solamente la padece esta raza. Y la «Acantosis Nigricans Secundaria», que más común en las demás razas de perros. Es probable que se hereditaria pero no está del todo claro.

Existen otras enfermedades menos frecuentes como la epilepsia, sordera, hipotiroidismo, enfermedad de Von Villebrand, etc

Cuidados del Teckel o Dachshund

Estos caninos no requieren de muchos cuidados excepto en lo relacionado con la prevención de problemas de columna. Además tienen una gran capacidad de adaptación y se acostumbrarán con facilidad a cualquier entorno. Serán felices en un piso o departamento pequeño, y también en una casa grande con un gran jardín. No obstante, es conveniente que los límites de nuestro jardín estén vallados, ya que por su instinto cazador se escaparán.

Son aptos para vivir en el interior del hogar y en grandes ciudades y son perros muy versátiles. Pueden pasar toda la tarde viendo la televisión a los pies de sus amos, paseando o realizando grandes caminatas.

El Teckel o Dachshund es una raza que posee una capacidad para escarbar excepcional. Por eso nuestro jardín podrá sufrir las consecuencias de estos excavadores compulsivos.

Alimentación del Teckel o Dachshund

Estos caninos tienen una alimentación sencilla y además comen muy poco. Aun así, les gusta comer, tienen un apetito muy exigente y se muestran ansiosos. Normalmente intentan que se les den más comida de la que les pertenece. Se les da muy bien poner caritas y ojillos tiernos, y esto es un error que solemos cometer. Si nos excedemos dándoles de comer cogerán rápidamente sobre peso.

¿Qué come un Teckel o Dachshund? Su alimentación debe basarse en una dieta equilibrada y con alimentos ricos en proteínas y vitaminas. La alimentación recomendada para ellos es de 100 a 200 gramos diarios de alimento completo seco. Esto les ayudará a crecer y desarrollarse con total normalidad.

perro teckel o dachshund aleman de pelo largo y marron chocolate

Cuando son adultos su dieta será una alimento premium seco. Además llevará los nutrientes necesarios para satisfacer su gran energía. Este pienso seco puede mezclarse con algún tipo de alimento húmedo como croquetas.

¿Cuántas veces hay que darles de comer? Cuando son cachorros se recomiendan repartir su comida en 2 o 3 raciones diarias. No obstante dependerá del tiempo que dispongamos para racionársela. De hacerlo en menos dosis pueden sufrir problemas de estómago. Cuando son adultos se puede repartir en 1 o 2 raciones al día.

Higiene del Teckel o Dachshund

La higiene de nuestro Teckel o Dachshund es importantísima ya que es un factor principal para tenerlos muchos años. Es una raza que no huele y son muy limpios.

Baño y secado

El baño de estos caninos no va a resultar difícil ya que cuando ven el agua se meten sin pensárselo.

¿Cómo bañar a un Teckel o Dachshund? Para realizar el baño utilizaremos una bañera pequeña y agua caliente. Utilizaremos un champú hidratante intenso especial para perros o champú realzador de color. Después enjuagaremos con agua para retirarlo completamente. Una vez terminado lo secaremos, con mucho cuidado siempre al cogerlo, con una toalla.

¿Cada cuánto tiempo hay que bañarlo? Esta raza de perros se debe bañar cuando estén sucios o lo necesiten. No obstante se recomienda bañarlos cada 2 meses aproximadamente. Durante la época de muda es conveniente bañarlos al menos una vez por semana. Le ayudaremos a soltar todo el pelo muerto y, a la vez, a preparar la piel para el nuevo pelo.

Cepillado

El cuidado del manto del Teckel o Dachshund, en cualquiera de sus variedades, no es muy complicado. Si van a exposiciones la variedad de pelo duro y largo necesitarán un especial mantenimiento estético. Aunque si queremos una mascota para tenerlas en casa solamente resultará más sencillo. Con unos mínimos cuidados estéticos será suficiente para tenerlos en perfectas condiciones.

El manto del Teckel de pelo liso no requiere de muchos cuidados. No obstante es conveniente cepillarlos de vez en cuando para retirar la caída del pelo muerto. Se puede realizar el cepillado con un guante de masaje o cepillo de caucho.

El manto del Teckel de pelo duro requiere menos cuidados que las otras dos variedades. En cambio esta variedad puede requerir la intervención de un profesional para llevar a cabo este corte especial. No obstante se debe sanear 2 o 3 veces al año dependiendo de su calidad. Deberemos retirar el pelo viejo y se puede hacer únicamente con la mano o con una carda. Es necesario recortar el exceso de pelo en la zona de los pies entre las almohadillas. En esta zona se suele quedar incrustadas espinas o pequeñas piedras. Estas pueden producirles heridas ya que se van clavando en el pie.

Por último el manto del Teckel de pelo largo si requiere un cepillado periódico regular. Especialmente deberemos prestar atención en aquellas zonas donde puedan enredarse. También recortaremos el pelo de la zona entre las almohadillas de los pies.

Cuidados especiales del Teckel o Dachshund

Como ya hemos dicho anteriormente, esta raza de perros tiene una columna vertebral muy larga. Por eso debemos tener un especial cuidado en:

  • No dejarles subir y bajar las escaleras. Su columna sufre y sus discos vertebrales soportan mucha presión. Se recomienda llevarlos en brazos para evitar graves lesiones de espalda.
  • Cogerlos de una forma correcta ya que no se pueden coger como el resto de caninos por las axilas. Y ¿cómo debemos cargar con ellos? Pues repartiendo todo el peso y sujetándoles las extremidades y su espalda a la vez. Parece una posición complicada pero con práctica nos acostumbraremos con facilidad.
  • No sobre alimentarlos ya que el sobre peso puede ser perjudicial para su salud y su espalda. Sus cortas patas tendrán que soportar más peso.
  • Deben correr y realizar ejercicio diariamente. Además de mantenerlos con buena salud evitaremos la obesidad.
  • Por último es importante evitar que salten o se sienten sobre sus patas traseras. En los saltos pueden dañarse seriamente la espalda. Y aunque son muy graciosos cuando adoptan esta postura no debemos permitirlo.

Otros cuidados

En las tres variedades deberemos prestar mucha atención a los oídos. Sus orejas cuelgan y es importante mantener limpios los conductos auditivos de suciedad y cera. Se puede utilizar productos especiales para evitar infecciones y problemas auditivos.

La uñas también deberemos revisarlas periódicamente y cortarlas si requiere. La higiene dental es fundamental para mantener el estado de sus dientes en perfecto estado. Con una limpieza bucal periódica evitaremos la acumulación del sarro y el mal aliento. De no realizarla correctamente pueden aparecer también diferentes enfermedades.

El calendario de vacunación deberá llevarse al día y el veterinario administrará las dosis necesarias. En cuanto a los parásitos como pulgas y garrapatas existen pipetas y collares antiparasitarios para combatirlos.

Un aspecto importante es la facilidad con la que cogen frío y humedad debido a su baja estatura. De ahí que deberemos proporcionarles un lugar caliente donde poder descansar y evitar el helor del suelo. También les protegeremos de las posibles corrientes especialmente en épocas de frío.

Ejercicio del Teckel o Dachshund

Les encanta pasear acompañando a sus amos y se adaptan bien a cualquier circunstancia. Durante los paseos diarios es conveniente llevarlos siempre con correa. Si los dejamos sueltos, aparecerá su instinto de caza y saldrán probablemente corriendo de forma repentina. Igualmente si vamos al campo deberemos tenerlos controlados o será fácil que se pierdan buscando alguna presa. Aunque encuentren con facilidad el rastro de vuelta pasarán bastante horas hasta que aparezcan.

Por eso es conveniente que realicen mucho ejercicio para mantenerlos en forma y mantener su temperamento equilibrado. También evitaremos que puedan desarrollar comportamientos derivados por la ansiedad. Estas actividades se realizarán de forma modera pero constante. Ellos marcarán su límite y nunca deberemos forzarlos.

perro teckel o dachshund marron

El Teckel o Dachshund es un perro muy ágil y bastante rápido de reflejos. No obstante, debido a su baja estatura y sus patas tan cortas, no suele alcanzar grandes velocidades. Es importante evitar todo tipo de ejercicios que puedan sufrir graves lesiones en su espalda. Sobre todo saltar bruscamente y correr de manera intensa.

Educación del Teckel o Dachshund

Nuestro Teckel o Dachshund será fácil educarlo ya que entienden a la primera las órdenes que se les dan. Son muy inteligentes y una vez que entiendan nuestras normas de convivencia no habrá ningún problema. No obstante deberemos educarlos desde cachorros para que de adultos sepan comportarse correctamente. Necesitan una buena disciplina por parte de sus amos.

Para una correcta educación no debemos dejarnos llevar por su pequeño tamaño y su carita de bueno. El consentirles todo nos llevará a su famosa cabezonería y no se dejarán educar, especialmente cuando son cachorros. Tampoco deberemos reírnos ni hacerles gracias cuando le intentemos corregir una mala acción.

Lo primero que debemos enseñarles desde el primer día es dónde hacer sus necesidades. Deben tener claro que tienen que hacerlas durante el paseo o en un lugar habilitado en casa. Durante el paseo le premiaremos cada vez que lo hagan. En casa se recomienda utilizar papel de periódico e intentar tenerlo siempre limpio. También le premiaremos cuando lo haga en su sitio.

Otro aspecto fundamental que deben aprender es a no morder. Desde cachorros nos morderán la mayoría de veces sin querer. No obstante hay que mostrar firmeza y cortar esta acción con un «no» rotundo.

Desde el primer día que lleguen a casa es imprescindible dejarles claro quién es el que manda. Para ello deberemos darles una serie de reglas claras y de una forma muy directa. De esta manera nuestra mascota será cariñosa, educada, protectora y sobre todo juguetona.

Socialización

Es importante que se socialicen desde una temprana edad con las personas y resto de animales. También deberán tomar contacto de todos los ruidos y situaciones en los que se puede encontrar por la ciudad. Tales como los ruidos de los coches, gente caminando rápidamente, etc… Aunque suelen tener un gran carácter, si reciben una buena socialización, se adaptarán mejor a estas circunstancias.

Desde cachorros deberemos acostumbrarlos a estar con otros perros de diferentes tamaños. Dejaremos que se acerquen poco a poco de forma progresiva. Si no se socializan correctamente, podrán llevarse bien o quizás se muestren recelosos y chocarán continuamente.

Debemos evitar que al cruzarnos con otros animales que ladren y tiren de la correa para atacarlos. Por su naturaleza les dará exactamente igual si son más grandes o más pequeños que ellos. De ahí la importancia de no dejarlos mucho tiempo solos ya que se pueden mostrar muy insociables. Este comportamiento puede dar lugar a ser muy agresivos o por el contrario asustadizos.

Adiestramiento del Teckel o Dachshund

Las tres variedades son complicadas de adiestrar ya que son un poco testarudos y cabezones. Es importante tener paciencia y ser constantes para realizar un adiestramiento correcto y eficaz. Poseen ideas propias y junto a su gran temperamento y personalidad pueden ser un poco obstinados. Es importante que los dueños sean severos y muestren mucha firmeza ante ellos.

La comprensión es fundamental para poder enseñarles muchas cosas. Debemos tener presente y admitir que son testarudos y es fundamental ir alternando las actividades y juegos. Su comportamiento puede modificarse fácilmente evitando la repetición de aquellas conductas no deseadas.

perro teckel o dachshund cazador

No obstante nunca se mostrarán serviles o esclavos ante las órdenes de ciertas personas. Tampoco suelen satisfacer respeto y obediencia hacia la autoridad de ellas. Y siempre se mostrarán molestos si piensan que un castigo es injusto. Es importante no utilizar los gritos y los malos tratos hacia ellos ya que se pueden volver violentos. Para una mayor efectividad se recomienda el refuerzo positivo mediante recompensas. Estas pueden ser caricias, mimos, buenas palabras y gestos o cualquier juguete que sepamos que le guste.

El adiestramiento debe comenzar desde cachorros y se aconseja llevarlos a un curso para adiestrarlos. También es conveniente que continúen con algún curso de este tipo de mayores. Si no hemos tenido éxito y nuestro ejemplar adulto tiene malos comportamientos nos costará corregirlos. En este caso deberemos acudir a expertos en el adiestramiento canino.

Pruebas en las que participan

En las diferentes pruebas participan juntos todos los tipos y variedades del Teckel o Dachshund. Aunque según la edad y la experiencia participan en varias categorías. Cuando un ejemplar obtiene el título de campeón («Field Trial Champion») aparecen reflejados en la historia de la raza. Se convierten en perros muy populares y deseados para su cría, incluso sus descendientes.

Algunos se entrenan para competir en diferentes pruebas de carreras. Como por ejemplo en pruebas de entrar en túneles con diferentes obstáculos y encontrar a la salida el cebo artificial. Estas competiciones se realizan en muchos países sobre todo en Estados Unidos, donde son muy populares. No son aptos, por su larga espalda, para deportes como pruebas de agility o de coger o atrapar al vuelo.

También se pueden adiestrar para pruebas de cacería. En estas competiciones se valora la astucia, la habilidad y la forma de encontrar y recobrar diferentes piezas. Como por ejemplo liebres o conejos.

Estos caninos reúnen muchas cualidades de la mayoría de los perros de caza, especialmente la de un olfato excelente. Se recomienda adiestrarlos para caza mayor o para caza menor, pero no para ambas. Ya que si los adiestramos para la de jabalíes, ciervos, zorros, etc…, si ven cualquier animal pequeño perseguirán su rastro. Y si por el contrario nos dedicamos a la caza menor (liebres, perdices, conejos, etc…) pasará exactamente lo mismo.

Existen pruebas como de:

  • Madriguera: tanto natural como artificial.
  • Persecución latiendo la liebre: para valorar sus actitudes como sabuesos, avisando de la presa y siguiendo un leve rastro.
  • Buscar en el monte y adiestramiento: para valorar su actitud de ojeador y su capacidad de adiestramiento.
  • Buscar por la sangre de una presa mayor herida.
  • Prueba múltiple: suele durar 2 días y es una mezcla de varias pruebas.

Cachorro Teckel o Dachshund

Antes de adquirir un ejemplar Teckel o Dachshund se recomienda realizarles el «Test de Campbell». Cada una de las variedades de esta raza tiene un carácter propio. Con ese test podemos conocer el temperamento de un cachorro para saber que ejemplar queremos adoptar.

También es importante que estén junto a su madre durante los 2 o 3 primeros meses de vida. La mayoría de los rasgos del carácter son genéticos y cuanto más tiempo pasen con ella y sus hermanos mejor. A veces puede ocurrir que una camada salga uno o varios ejemplares distintos a sus padres.

¿Cuándo un Teckel o Dachshund es adulto? Un perro salchicha es adulto a los 12 meses de edad. En cambio el Teckel estándar suele alcanzar su madurez a los 18 meses aproximadamente.

Cuando un perro salchicha bebe llega a casa parece un peluche y todos querrán cogerlo. Por eso hay que recordar que tienen mucha personalidad, mucho carácter y son muy independientes. Y sobre todo, requieren de una buena socialización.

Curiosidades

El Teckel o Dachshund es muy popular y todo un símbolo en Alemania. De hecho fueron la mascota de los Juegos Olímpicos de Múnich en el año 1972. Esta la creó el diseñador gráfico alemán Otl o Otto Aicher. El diseño se basó en el característico perro salchicha de Baviera y lo llamó «Waldi».

En la gran pantalla podemos ver un ejemplar muy famoso en una de las últimas películas de dibujos. Se trata de «Mascotas» del año 2016 en la que aparece un perro salchicha llamado «Buddy».

El Teckel miniatura de pelo largo es la variedad de esta raza más popular y querida en Inglaterra. Está por encima incluso de razas propias inglesas como el Beagle, Basset y Whippet.

Teckel o Dachshund
5 (100%) 5 vote[s]

Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer