collares basicos para perros

Collares

Cuando decidimos adoptar un perro como mascota debemos tener todo lo necesario para cuando llegue a casa. El collar es algo que distingue tu mascota de las demás. Pero ¿Sabes cuántos tipos de collares existen? ¿Qué funciones tiene cada uno? ¿Cuál es el mejor collar para perros? ¿Y para qué tipo de ellos se utilizan? En este artículo os enseñaremos todo para que puedas elegir el que más se adapte a tu preciosa mascota.

Elegir entre diferentes collares

Existen diferentes modelos de collares y con distintas funcionalidades, de ahí que no sean todos iguales. Además podemos encontrarlos en una amplia gama de colores, formas, dibujos, materiales, etc… Pero sí es importante elegir el collar adecuado para nuestro perro. Uno que sea cómodo, no les cause estrés ni tampoco dolor y por supuesto que responda a las necesidades de nuestra mascota.

Para elegir correctamente el collar adecuado es importante valorar ciertos factores. Como por ejemplo su morfología, dependiendo del tamaño, pelo, edad, piel, etc… O también su comportamiento, si son más obedientes, tranquilos, etc… También deben adaptarse perfectamente a ellos y asegurarnos de que estén bien sujetos durante el paseo. No debe causarles daño ni rozaduras y por supuesto no debe estar desgastado ni roto. En estos casos es conveniente cambiar el collar por uno nuevo que esté en mejores condiciones.

Los collares más comunes están hechos de nylon o cuero. Y generalmente llevan una hebilla ya que es fácil y más cómodo poner y quitar el collar. En nuestra tienda disponemos de una gran variedad de collares desde básicos hasta de adiestramiento, anti-ladridos, de cabeza, etc…

Catálogo de collares

Collares básicos

El collar básico es el más popular, común y utilizado por la mayoría de los propietarios de perros. Es el collar estándar de toda la vida y únicamente agarra el cuello del ejemplar. Generalmente suelen estar hechos de 2 tipos de material:

  • Nylon: Aguantan bastante bien los cambios de temperatura adaptándose a cualquier tipo de clima. También son repelentes y resistentes al agua y a la humedad. De ahí que sean mucho más cómodos al poder lavarlos a mano o en la lavadora. Son más resistentes.
  • Cuero: Son más elegantes, sofisticados y tienen más estilo.

Estos collares contienen un cierre de broche, de seguridad al clip o de hebilla. El cierre de hebilla es el más común y el más resistente y puede ser metálico o de plástico. También los hay de agujeros para poder regularlo. Con estos cierres adaptaremos correctamente el collar a nuestra mascota. El enganche de plástico duro es muy rápido y el más cómodo de abrochar.

collares basicos para perros

Además existen numerosos diseños, formas, colores, texturas, personalizados, grosores, etc… Incluso con las nuevas tecnologías podemos encontrar diseños con:

  • Luces «LED»: Están diseñados para pasear por zonas oscuras o poco iluminadas. De esa manera podremos tener controlada a nuestra mascota.
  • Chips de «»GPS»: Están diseñados para perros que suelen escaparse con frecuencia. Con estos chips incorporados sabremos dónde se encuentran en todo momento y los podremos localizar sin problemas. Se utilizan mucho en perros de caza ya que suelen perderse fácilmente persiguiendo a las presas.
  • Sistemas de sonido: Están diseñados para propietarios que no prestan mucha atención a la hora de pasear a su perro. Estos sistemas sonoros nos avisarán si se alejan de nosotros.

Ideales para…

¿Para qué tipos de perros se emplean los collares básicos? Se utilizan bastante, y de hecho son muy comunes, para perros que tengan un tamaño pequeño. Aunque también suelen ser prefectos para:

  • Los cachorros, especialmente, durante sus primeros paseos. Es algo nuevo para ellos y necesitan acostumbrarse. Se recomienda utilizar los collares de mayor anchura para que aprendan a pasear. No se recomienda utilizar arnés en cachorros ya que son bastante más molestos. Aunque ninguno de los dos le hará daño a nuestro cachorro.
  • Aquellos perros que están bien socializados y adiestrados. Es decir, los que no presenten ninguna conducta agresiva o violenta y no tiren de la correa. En definitiva, aquellos que se comportan adecuadamente cuando paseamos con ellos. Ya que si dan muchos tirones durante sus salidas pueden causarles problemas respiratorios.

Recomendaciones

Lo primero que debemos tener claro es que nuestra mascota debe llevar el collar lo más cómodo posible. Por eso se recomienda que cuando vayamos a comprarlo la llevemos con nosotros poder probárselo. Ya que existen diferentes tallas de collares que se adaptan a los diversos tamaños de perros.

Además, otro aspecto a tener en cuenta, es la importancia de que tenga la longitud ideal para su cuello. Por eso es muy importante que entre el collar y el cuello coja ni más ni menos que el ancho de un dedo. Ya que si le está demasiado suelto podría quitárselo y si le aprieta demasiado podría causarle algún daño.

Por último, se recomienda incorporar al collar una placa identificativa donde aparezcan los datos del propietario. Es importante que aparezca el nombre y el número de teléfono. Así, en el caso de que se pierda, será más fácil que lo recuperemos. No obstante existen collares personalizados que llevan grabados estos datos y no requiere de placa.

Accede a nuestro catálogo de collares básicos

Collares de cabeza

Estos collares son muy parecidos y, a menudo, se suelen confundir bastante con los bozales. Tienen como función principal controlar la dirección del perro. Y para llevarla a cabo tienen un diseño con una doble funcionalidad. Por un lado agarran el cuello por debajo del cráneo como si se tratara de un collar básico de paseo. Y por otro lado sujetan la parte inferior del hocico.

Suelen estar hechos de nylon ya que este material es muy resistente. El mecanismo es bastante sencillo, práctico y sobre todo muy eficaz. Consiste en hacerle girar su hocico cada vez que el perro de un tirón de la correa. La propia fuerza con la que tira, cierra un poco la correa en la parte del hocico logrando ese giro. Si no se utiliza de forma correcta puede producirles daños en la espina dorsal.

collares de cabeza

Este collar puede facilitar el adiestramiento y la educación y evitar que tiren de la correa. Sin embargo es probable que cuando cambiemos de correa vuelvan a hacerlo. Además el hecho de no poder tirar de la correa no quiere decir que entiendan que no deben hacerlo. Pero sí es perfecto para enseñarles a pasear correctamente.

Ideales para…

¿Para qué tipos de perros se emplean los collares de cabeza? Estos collares están diseñados para perros que:

  • Suelen dar constantes tirones y con bastante fuerza de la correa durante el paseo.
  • Aquellos que no están ni entrenados ni adiestrados correctamente.
  • Los perros que durante el paseo tienden a ir por delante de su dueño.

Recomendaciones

Al igual que ocurre con el collar básico, la parte que agarra el cuello del perro debe tener una separación de un dedo. Además, la parte que sujeta el hocico debe tener la suficiente anchura para que puedan sacar la lengua sin dificultad.

Es importante que se utilice única y exclusivamente durante los paseos por la calle. No se le debe dejar puesto ni por la casa ni durante ningún otro momento que no sea en sus salidas. Ya que podrían dañarse ellos mismos con este tipo de collar.

No obstante no es un collar que les pueda causar daño ni tampoco es molesto ni agresivo para el perro. Pero sí que les cuesta un poco adaptarse a este tipo de collares y se sienten un poco incómodos. De hecho es posible que, hasta que se acostumbren, se nieguen a caminar o caminen a nuestro lado tristes y cabizbajos. Esto se debe a la estructura que no les permite tirar de ella.

Este tipo de collar no se recomienda para perros demasiado pequeños o toys. En cambio se utilizan mucho para perros de gran tamaño que tengan mucha fuerza. A estos ejemplares es necesario colocarles collares de cabeza o bien un arnés fuerte anti-tirones. Evitaremos que nos tiren y nos arrastren por el suelo si salen corriendo. No obstante antes de adquirir un collar de cabeza se recomienda consultar a un veterinario para que nos asesoren.

Accede a nuestro catálogo de collares de cabeza

Collares de adiestramiento

El collar de adiestramiento también se conoce como collar «educativo a distancia» o collar «electrónico para perros«. Se utiliza comúnmente en áreas concretas para adiestrar o educar a nuestras mascotas. Con ellos podemos solucionar determinados problemas de comportamiento indeseado o entrenarlos para determinadas tareas. Como por ejemplo para la caza y cobro de piezas.

Estos collares nos ayudan a corregir acciones negativas de convivencia o comportamientos problemáticos que puedan causar graves problemas. Como fugarse, tirones de la correa, ladrar excesivamente, no acudir a nuestra llamada, saltar sobre las personas, etc… También evitaremos agresiones hacia personas u otros animales. Existen dos tipos de comportamiento de los perros el instintivo y el producto del condicionamiento. Además tienen inteligencia capacidad para reaccionar.

collares de adiestramiento para perros

Ideales para…

¿Para qué tipos de perros se emplean los collares de adiestramiento? Son aptos para cualquier raza y tamaño de perro. Aunque deben utilizarse en perros que tengan más de 6 meses de edad.

Recomendaciones

El collar de adiestramiento debe utilizarse únicamente para educar al perro a lo largo de su vida. Comenzaremos a utilizar el collar electrónico con el estímulo más bajo e iremos subiéndolo poco a poco de forma progresiva. Además debemos prestar atención a nuestro perro para detectar el nivel en que reacciona correctamente. Nunca debemos comenzar por el nivel más alto.

¿Cómo utilizar un collar de adiestramiento?

Lo primero de todo es saber cómo colocarlo para que sea lo más eficaz posible y no dañar su cuello. El collar debe ajustarse para que los electrodos estén permanentemente en contacto con la piel. Siempre observando que respire con total normalidad. Antes de conectarlo y comenzar a utilizarlo es importante que lo lleve durante un tiempo para que se adapte a él. Además debemos comprobar que no le produzca ningún tipo de daño, irritación o roce.

Dependiendo del tipo de pelaje utilizaremos un tipo de electrodos en el collar eléctrico. De manera que utilizaremos púas largas para un pelo largo o púas cortas para ejemplares de poco pelo. Una vez realizado este proceso comenzaremos con su adiestramiento. Su primer entrenamiento lo haremos en un sitio el cual el perro conozca perfectamente. Un lugar seguro, tranquilo y sin posibilidad para que pueda salir corriendo y escaparse.

Como hemos dicho anteriormente, es importante seleccionar el nivel adecuado del collar eléctrico. Tienen diferentes niveles y deberemos comenzar por el más bajo hasta ver en cuál reacciona de manera correcta. Lo notaremos cuando el perro modifique sus gestos y su postura atrayendo su atención. Si el estímulo es muy bajo apenas lo notará y si es demasiado alto reaccionará asustándose, corriendo y saltando.

Es importante acompañar esos impulsos eléctricos con nuestra voz. La cual que debe ser fuerte y alta sin que llegue a ser un grito. El objetivo es que asocien la voz con los impulsos y obedezcan cuando se utilice solamente la voz.

El uso del collar debe ser rápido para que lo debe entender que está realizando una mala conducta. Si tardamos en corregirle nunca entenderá qué es lo que ha hecho mal.

Modos de corrección

Estos collares educativos electrónicos utilizan generalmente 3 sistemas o modos de entrenamiento:

  1. Sonido: Este sistema consiste en emitir un pitido molesto cada vez que realiza alguna conducta. Este «beep» sonará cada vez que le demos al botón de nuestro mando. Para utilizar correctamente este sistema es necesario educar a nuestro perro entes de comenzar a utilizarlo. Es importante que reconozca si ha realizado una acción buena o mala. Si recibe un pitido y a continuación le damos un premio reconocerá que ha realizado una buena acción. Si por el contrario recibe un sonido y a continuación una descarga entenderá que tiene que corregir esa conducta.
  2. Vibración: Consiste en emitir una vibración del collar en la zona del cuello para llamar su atención. De esa manera lograremos interrumpir la acción que no queremos que realice.
  3. Descargas electroestáticas: Consiste en recibir unos pequeños impulsos eléctricos. Estos se transmiten a través de unos puntos de contacto que hay en la parte interna de la correa. Es importante que estén en contacto directo con la piel del cuello del animal. La cantidad de estímulo que reciba el perro dependerá de la frecuencia, nivel seleccionado y duración del mismo. Además también dependerá de otros factores en función de las características y temperamento del animal. Como por ejemplo el tipo pelo, piel, tamaño, volumen, peso, etc…

También existen modelos que llevan integrados un sistema de luz. No obstante todos los collares de adiestramiento llevan la función de descarga y los demás sistemas son opcionales.

Características del collar de adiestramiento

Es importante conocer perfectamente el modelo que vayamos a utilizar para nuestro perro. Se recomienda leer las instrucciones ya que cada uno tiene diferentes características y modos de entrenamiento. Saber cuántos niveles tiene, el alcance del collar, si el receptor y el emisor llevan pilas o se cargan con batería, etc… También existen modelos resistentes al agua, aunque no se pueden bañar con ellos. Otros en cambio pueden sumergirse.

El collar educativo, de adiestramiento o electroestático nos ayudará a corregir las conductas negativas de nuestro perro. Controlaremos los impulsos hacia el perro a distancia con nuestro mando sin causarle ningún tipo de daño. Por eso no debemos utilizar otros tipos de collares que puedan causarles dolor ni a modo de castigo. Ya que producen en los perros trastornos de comportamiento y llevan a su abandono o su sacrificio.

Accede a nuestro catálogo de collares de adiestramiento

Collares de ahorque

Los collares de ahorque están formados por una cadena metálica, y en sus extremos contiene una argolla u anillo. El mecanismo de este collar es también bastante sencillo. Como su propio nombre indica, consiste en ahogar al perro cada vez que tire de la correa. El collar se cerrará y le apretará el cuello más o menos en función de la fuerza con la que tire. Es decir, si el perro tira muy fuerte le presionará y le ahogará más que si tira muy flojo.

La forma de colocarlo es muy sencilla. Únicamente debemos pasar un extremo por la argolla del otro extremo, de tal forma que quede un lazo.

Ideales para…

¿Para qué tipos de perros se emplean los collares de ahorque? En principio, este tipo de collares no se recomiendan para ningún tipo de perro. Debemos evitar colocárselos ya que son muy peligrosos y les pueden producir daños graves. Sobre todo en la zona del cuello y en la tráquea, provocándole problemas respiratorios y asfixia. Incluso si tiran con mucha fuerza pueden llegar a morir por estrangulación.

En algunas ocasiones se emplean en perros durante los entrenamientos. Aunque se recomienda utilizar los collares semi ahorque ya que no producen daños. No obstante siempre debemos supervisar

Recomendaciones

Como ya hemos dicho anteriormente, los collares de ahorque no se recomiendan para ningún tipo de raza de perro. De hecho, los veterinarios y los adiestradores profesionales caninos aconsejan no utilizarlos nunca, ni si quiera en los entrenamientos. Ya que existen otras formas de entrenarlos y otros tipos de collares más seguros que no les causen daños.

En conclusión, estos collares son innecesarios, deberían estar prohibidos y no debemos utilizarlos jamás.

Collares de semi ahorque

Este tipo de collares suelen ser generalmente de nylon (son menos dañinos) o de metal. El sistema es muy parecido al collar de ahorque pero sin llegar a producirles ningún tipo de daño. Ya que tienen un mecanismo que impide que se cierre demasiado y pueda llegar a ahorcarles.

Consiste también en cerrarse cuando el perro da tirones de la correa, pero solo se cierra un poco. Están diseñados para ejercer una pequeña presión en el cuello. El objetivo de estos collares es crearles un estímulo negativo para que dejen de tirar.

El diámetro del collar nunca debe ser inferior al diámetro del cuello del ejemplar. Ya que le apretaría con el solo hecho de llevarlo y al tirar de la correa podríamos causarles daños en su tráquea. También es importante a la hora de colocar este tipo de collar. Debemos ajustarlo perfectamente al cuello de nuestro perro para que no cause ningún daño. Por el contrario si lo ajustamos a un diámetro:

  • Menor que el cuello: El collar funcionará igual que un collar de ahorque. Con lo cual no se recomienda ya que puede causarles daños graves.
  • Mayor que el cuello: El collar perderá su eficacia y será igual que un collar básico o estándar.

Ideales para…

¿Para qué tipos de perros se emplean los collares de semi ahorque? Son ideales y se utilizan mucho para perros que:

  • Tiene un tamaño mediano o grande y que no tengan mucha fuerza.
  • Son capaces de quitarse el collar mientras pasean por la calle atados con la correa.
  • Suelen tirar de la correa mientras pasean pero sin demasiada fuerza.

Recomendaciones

Los collares de semi ahorque no se recomiendan para todas las razas y especialmente para aquellas con mucha fuerza. Un ejemplar que posea mucha fuerza seguirá tirando de la correa si causarle ningún estímulo negativo para que deje de hacerlo. Y por consiguiente le podemos causar problemas respiratorios.

Tampoco se recomienda para dueños primerizos o inexpertos en adiestramiento y educación de caninos. Una mala o incorrecta utilización de este collar puede llevar a problemas en ellos bastante graves.

Sin embargo los suelen utilizar con mucha frecuencia los adiestradores profesionales caninos. Principalmente se emplean en los entrenamientos para pruebas de «Agility«.

Collares de púas

Generalmente suelen fabricarse en metal aunque también podemos encontrarlos de plástico. Consiste en una cadena que se coloca alrededor del cuello y lleva distribuidos una serie de pinchos o púas metálicas. Estas pueden ir distribuidas por el perímetro:

  • Interior: Realmente están diseñados para colocarlos de manera que las púas metálicas apunten directamente hacia la piel del animal.
  • Exterior: Los propietarios que colocan este collar con las púas hacia fuera puede ser por dos motivos. Uno, proteger a su mascota de posibles ataques y mordiscos en la zona del cuello de otros perros. Y dos, para intentar darles un aspecto más agresivo y temerario a su perro. Esta última opción es verdaderamente absurda, insensata y, por supuesto, es totalmente innecesaria.

Son igual o quizás más peligrosos que los collares de ahorque. Ya que su objetivo es que cuando tiren de la correa, la púas presiones y se claven directamente en el cuello. Por tanto, si tiran muy fuerte, el collar les puede provocar mucho dolor y graves heridas en la zona.

collares de puas

Ideales para…

¿Para qué tipos de perros se emplean los collares de púas? Al igual que el collar de ahorque este tipo de collares no se recomienda para ningún uso. Ni tampoco para ninguna clase o raza de perro. No obstante se suele utilizar para entrenar perros basando su adiestramiento en el refuerzo negativo y el castigo. Con este método aprenderán a base de dolor y miedo, que no es bueno para el aprendizaje. Por eso, esta práctica no se debería realizar bajo ningún concepto. Además de ser maltrato y una tortura inhumana.

Recomendaciones

Al igual que el collar de ahorque, el collar de púas no se recomienda utilizarlo en ningún momento. Los veterinarios y expertos caninos recomiendan educarlos y adiestrarlos mediante el refuerzo positivo. Ya que mediante recompensas y premios está comprobado que aprenden mucho más rápido. Además realizando gestos cariñosos hacia ellos como caricias estarán dispuestos a realizar los ejercicios y serán felices.

Es importante recordar que, de no conseguir un correcto adiestramiento de nuestra mascota, estos collares no son la solución. La solución es acudir a un adiestrador profesional canino, el cual corregirá los errores y nos dará las pautas oportunas.

Collares anti ladridos

El collar anti ladrido, como su propio nombre indica, está diseñado para contener y reducir los ladridos excesivos del perro. Para lograrlo, el collar emite un sonido audible o vibración de diferentes niveles dependiendo de la intensidad del ladrido. La sensibilidad se ajustará mediante un chip. Generalmente está fabricada de nylon y llevan incorporada una batería recargable. Existen numerosos modelos e incluso muchos de ellos llevan luces de «LED».

Son muy cómodos y seguros y su mecanismo es muy básico. Es una manera de educarlos para que no ladren innecesariamente sin causarles dolor, golpes ni sufrimiento. El collar consigue que el perro deje de ladrar para evitar esos pitidos molestos y zumbidos.

También existen collares anti ladridos que llevan integrado un mecanismo que produce impulsos eléctricos. Estos no son recomendables ya que es un modo de castigo por ladrar y puede producirles miedo y estrés.

Ideales para…

¿Para qué tipos de perros se emplean los collares anti ladridos? Se utilizan para perros que suelen ladrar bastante. Son adaptables a todo tipo de tamaño de perros (pequeños, medianos y grandes).

Recomendaciones

Estos collares de «choque eléctrico» están prohibidos en numerosos países con en «Gales» (Reino Unido). Donde la Universidad de «Lincoln» realizó un estudio y llegó a la conclusión de que son un peligro. Ya que efectivamente provocan estrés en los animales y además reducen el comportamiento social con otros perros y personas. Es decir, todos aquellos que se adiestran con este tipo de collar son más nerviosos y les cuesta hacer amigos. Además suelen bostezar mucho más y se muestran ansiosos.

Por tanto, es importante saber que el collar eléctrico anti ladrido evita conductas en el perro a través del castigo. Por lo que no favorecerá la cooperación, no dará más opciones de aprendizaje y destruirá nuestra relación con ellos. Se recomienda antes de utilizarlos otros métodos basados en el refuerzo positivo.

Accede a nuestro catálogo de collares anti ladridos

Collares Antiparasitarios

Este tipo de collar se utiliza con mucha frecuencia y son muy comunes. Se utilizan para proteger a nuestro perro de los parásitos externos como pulgas, piojos, garrapatas, etc… Además también repelen otros tipos de insectos como los «flebotomos«. Son mosquitos que transmiten la enfermedad de «Leishmaniosis«.

Los hay de muchas marcas, diseños, colores y tamaños para todo tipo de razas de perros. No obstante es importante leer las indicaciones del fabricante del collar. Ya que no todos los collares antiparasitarios sirven para protegerlos de los mismos parásitos. Además cada uno tiene un tiempo determinado de duración ya que contienen una determinada dosis de insecticida.

collares antiparasitarios para perros

Generalmente suelen ser efectivos como mínimo durante un período de 3 meses, aunque el tiempo lo indicará el fabricante. Existen numerosos collares que llegan a proteger hasta 8 meses. No obstante pasado el tiempo indicado se deberá cambiar por otro. Se puede utilizar todo el año, pero especialmente de deben utilizar en época de verano de mucho calor. Ya que el número de insectos aumenta considerablemente.

Ideales para…

¿Para qué tipos de perros se emplean los collares antiparasitarios? Se suelen utilizar para todo tipo de tamaños y razas de perros. Aunque existe una excepción y no se recomiendan para cualquier tipo de perro. Estos collares pueden producir irritaciones u ocasionar efectos secundarios a los perros que tengan algún problema de piel. Con este collar antiparasitario tu mascota estará protegida de picaduras y evitaremos que puedan coger enfermedades perjudiciales.

Recomendaciones

Debemos utilizarlo correctamente respetando el tiempo de eficacia y colocarlo perfectamente. No son incómodos y tampoco, a pesar de su compuesto, son tóxicos. Muchos contienen repelentes naturales que proporcionan un grado de confortabilidad y bienestar en la vida del perro y del propietario.

Este tipo de collar no se debe colocar a perros muy jóvenes. Normalmente se recomienda utilizarlos a partir de la 7 u 8 semanas de vida del cachorro. Es conveniente que además de protegerle de pulgas también lo haga de otros parásitos como las garrapatas y mosquitos. También se recomienda los collares resistentes al agua ya que no dará más tranquilidad por si se mojan.

Es importante saber que el uso de estos collares es complementario a las vacunas y a las desparasitaciones internas. En los casos de perros con problemas de piel se recomienda utilizar «pipetas» aunque tengamos que renovarla más a menudo. Aún así deberemos consultar a un veterinario para ver qué tipo de collar antiparasitario es el idóneo para nuestra mascota.

Collares Isabelinos

También se les conoce como collar de recuperación inflable para perros. Este tipo de collar lo utilizan los veterinarios para proteger determinadas zonas después de cirugías. O por alguna herida que tenga el perro, la cual no deba chupar o morder para que cicatrice correctamente.

Es importante ayudarles a que se adapten a ellos ya que son muy incómodos y no les suelen gustar nada llevarlos. Intentarán quitárselo ya que al ser muy anchos les cuesta moverse y tropiezan con ellos. Incluso pueden resultarle molesto llevarlo a la hora de comer o beber. Por es conveniente quitárselo durante la comida supervisando que no se toquen la zona afectada.

No obstante la gran mayoría de estos «e-collares» no interfiere en la visión ni les impide poder moverse con naturalidad. Les permiten comer, dormir, jugar y realizar todo tipo de actividades cómodamente. Suelen estar hechos de un material resistente, ligero, flexible, seguro y no tóxico. Generalmente contienen una hebilla de inserción elástica y ajustable. Son muy económicos, fáciles de inflar (con bomba o la boca) y disponibles en 3 tamaños (pequeña, media y grande).

Ideales para…

¿Para qué tipos de perros se emplean los collares isabelinos? Este tipo de collar se emplea únicamente en perros para recuperarse de heridas y cirugías. Su utilización evita que se rasguñen, lamen o muerdan esas lesiones acercando su hocico.

Recomendaciones

Existen algunos modelos que no son compatibles y no están recomendados para perros que tengan un cuello demasiado largo.

Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer