Carlino o Pug

Carlino o Pug

El Carlino o Pug es la mascota ideal para personas novatas y sin experiencia. Si estás pensando adquirir un ejemplar de este tipo debes saber que son muy simpáticos, cariñosos y sociables. Es una de las 30 razas más populares de todo el mundo. En esta guía del Carlino o Pug podrás averiguar el origen de esta magnífica raza, cualidades, características, cuidados, etc…

Definición y Origen

El Carlino o Pug, también llamado «Doguillo» o «Mops», es una raza que se originó en China. Aunque su origen, como en muchas otras razas, es un poco incierto. Es una de las razas más antiguas y apreciadas de toda Asia. Aunque no se sabe con certeza la fecha exacta de origen. Se cree que surgieron durante la Dinastía Chang (1766-1122 a.C.). De hecho se considera la hipótesis que pudieron ser el resultado de la cruza de un pekinés con mastines pequeños.

Existen varias teorías respecto al origen del término «Pug». Una es que podría venir del inglés anglosajón «pugg». Este término sería una manera de llamarles cariñosamente en Inglaterra durante el siglo XVIII. Otra es que viene del latín «puggnus» cuyo significado sería «puños». La explicación sería por el parecido que hay entre el morro de éstos con el puño de un hombre. A los cachorros de esta raza se les conoce como «pugletitos».

El término de Carlino surgió en Francia en el siglo XVIII. Comenzó en los teatros de París gracias a un actor italiano llamado «Carlo Bertinazzi»  se apodaba «Carlin»Este iba interpretando el personaje de «Arlequín» por las plazas de Europa llevando en sus actuaciones una máscara negra. Este antifaz que cubría su rostro tenía un gran parecido a estos animales.

doguillo

Otra teoría sobre su origen es que el Carlino o Pug surgió en Portugal o en Holanda.

Historia del Carlino o Pug

Los Pug, en el antiguo Imperio Chino, llegaron a ser una raza muy deseada. Se criaban en ciudades Santas de forma exclusiva por personas con plena dedicación a ellos. Normalmente se llevaba a cabo en recintos bastante grandes. No podían faltar como regalo en cualquier boda de emperadores y de príncipes herederos al trono. En la China Imperial se conocía como el «Pug chino».

En el siglo II a.C. estaban tan integrados en la realeza que contaban con un terreno para ellos en Palacio. Estos tenían hasta sus propios sirvientes. Existen documentos que certifican que estuvieron presentes con los emperadores hasta al menos el siglo V. Hay multitud de leyendas acerca de estos perros. Una muy llamativa cuenta que los emperadores tenían un Pug debajo de sus ropajes para defenderlo si fuera necesario.

antiguo carlino
Antiguo Carlino o Pug

Cómo llegaron a Europa

A finales del siglo XV principio del XVI ya se consta que estaban en España con el reinado de Isabel.

Llegaron de Asia a Europa en el siglo XVI por comerciantes holandeses de la «Dustch East India Company». Estos realizaban la ruta que iba desde la India a Holanda. A partir de ahí la Familia Real de los Países Bajos, los acogió como símbolos de Orange. Fue gracias al Rey Guillermo I.

El Rey de Irlanda e Inglaterra Guillermo III llevó a su doguillo leonado a su reinado de Inglaterra. Fue al acceder al trono a finales del siglo XVII. Allí adquirió un segundo de color negro que todavía no era muy conocido por el continente europeo. Se extendieron por toda Europa donde llegaron a estar presentes en Francia con:

  • El Emperador Napoleón: no eran su pasión pero sí la de su mujer Josefina.
  • La Reina de Francia María Antonieta: la cual estuvo en la guillotina acompañada por su fiel Carlino.

Con la segunda Guerra Mundial casi se llegaron a extinguirse ya que se abandonaron por completo. Gracias a los Duques de Windsor de Gran Bretaña, no se llegó a perder esta raza. Dedicaron su tiempo en criar y aumentar el número de ejemplares. De ahí que el Reino Unido adquirió su patrocinio.

El Carlino o Pug se reconoció finalmente como raza por la «Kennel Club Inglés» en 1833.

Características del Carlino o Pug

La característica más notable del doguillo es su tamaño regordete y bajito. Es un perro pequeño de tipo molosoide y son muy tranquilos, alegres, divertidos y sociables. Están clasificados de la siguiente manera:

  • Clasificación General: Se clasifican como una raza de Perros Pequeños.
  • La AKC: Grupo 5. Como perros de compañía y de juguete.
  • La FCI: Grupo 9: Perros de compañía. Sección 11: Molosoides de talla pequeña.
CabezaCuerpoColaPelaje

Cabeza

La cabeza es grande para el tamaño de su cuerpo, redonda y sólida. Está cubierta de pliegues tanto en la cara como en la nuca. Contiene una máscara oscura en su cara en forma del famoso antifaz. No debe presentar hendiduras en el cráneo. En su frente presentan también unas arrugas muy profundas.

Sus orejas son finas, pequeñas y cuelgan suaves como el terciopelo. Existen 2 tipos de orejas según la forma que tengan:

  • Rosa: Es pequeñita y está doblada hacia atrás dejando al descubierto el oído.
  • Botón: Es la más requerida y es ligeramente más grande. Está doblada hacia adelante con la punta hacia el ojo y cubre todo el oído.

Los ojos son grandes, salientes y transmiten curiosidad y dulzura. Es más propenso que sean oscuros o negros pero pueden ser claros.

Su hocico es corto, achatado y cuadrado. No debe estar doblado y tampoco pueden verse los dientes. Tiene arrugas bien definidas.

La mandíbula inferior no debe girarse hacia arriba. La dentadura es en forma de tijera a la inversa. Los dientes están hacia fuera sin que los incisivos pierdan el contacto entre ellos.

Cuerpo

Tienen un cuerpo compacto y musculoso. La línea superior es recta sin presentar ningún tipo de irregularidad. El pecho es muy amplio y las costillas están arqueadas. El cuello es grueso, ligeramente inclinado y lo suficientemente largo como para llevar su presumida cabeza.

Las patas están rectas, paralelas, fuertes y moderadamente largas. Los pies tienen una forma que estaría entre los pies de un gato y una liebre. Las uñas son muy oscuras o negras.

Cola

La cola es de inserción alta y está fuertemente agarrada sobre sus caderas. Tiene forma de espiral y se prefieren que contenga una doble vuelta o doble tirabuzón.

Pelaje

El manto del Carlino o Pug es corto, fino, liso, suave y brillante. Se considerará falta si es lanoso o duro. Mudan de pelo con menor frecuencia que otras razas de perros. Sueltan gran cantidad de pelo, con lo que no es aconsejable para personas asmáticas o con algún tipo de alergia.

La cantidad de pelo que sueltan variará dependiendo del animal y de otros factores externos. Son propensos a soltar más pelo si su alimento es de baja calidad, si tiene hongos, etc… Es una de las razas de perro que más pelo sueltan.

Color del pelo

El color original de estos Carlinos fue el mítico leonado con su antifaz negro. Este llevaba también una mancha en el lomo parecida a una silla de montar. Más tarde se dividieron en dos tipos de doguillos según sus tutores los:

  • Willoughbys: color leonado plateado.
  • Morrisons: color leonado albaricoque suave.

Poco después, estos dos variantes de colores, se perdieron al mezclarlos entre sí.

Los colores reconocidos en los estándares de esta raza deben estar bien definidos y son:

  • Negro: el negro zaino es el último color reconocido.
  • Leonado: que va desde amarillo albaricoque o arena hasta el plata o gris plateado. Siempre con la máscara, orejas, manchas de las mejillas y “la marca del pulgar” o “diamante” de la frente negros. También llevan una raya negra que va desde la cabeza hasta la cola.

Podemos encontrar otros variantes de color como el color atigrado o el blanco. Ambos quedan fuera del estándar de la raza junto con cualquier otro color posible. En camadas de diferentes colores es frecuente el color blanco o albino. Se pueden dar otros colores que son menos comunes.

Fotos de Carlino o Pug

¿Cuánto mide y pesa un Carlino o Pug?

El estándar de la raza no especifica la altura de estos caninos. Pero gira en torno a unos 30 cm en los machos y unos 25 cm en las hembras. Pueden llegar a medir hasta 36 cm.

El peso ideal tanto en los machos como en las hembras está entre 6,300 kg y 8,100 kg.

¿Cuántos años vive?

La longevidad o esperanza de vida de un Carlino o Pug está entre los 12 y 15 años.

Temperamento del Carlino o Pug

Son exigentes y duros consigo mismos físicamente. La mayoría de estos perros suelen roncar e incluso resoplan. Les gusta mucho jugar y lo hacen moderadamente sin grandes alborotos ni ruidos. Son dóciles, amigables y un poco payasos ya que pueden estar muchas horas entreteniéndonos como bufón.

Esta raza de perros no pueden vivir en perreras. Del mismo modo no sería apto para personas que trabajen fuera del hogar todo el día dejándolos solos. Estos Carlinos requieren de mucha compañía para evitar que cojan ansiedad y se depriman.

Son muy curiosos, limpios y no suelen oler mal. Tampoco destacan por desprender olor a perro. Por eso son ideales para personas muy mayores y para los que tengan alguna discapacidad. Les harían compañía y su mantenimiento es mínimo.

En cuanto a la inteligencia ocupa el número 57, en la clasificación de Stanley Coren, de los perros más inteligentes.

Comportamiento

Es manso, muy tranquilo y social, lo que le convierte en la mascota perfecta si tenemos hijos pequeños. Estos Carlinos no suelen ser animales que muerdan si se socializan y se educan desde pequeños.

Pueden ser extremadamente muy violentos y agresivos si se les golpea o maltratan. De la misma manera, su valentía y coraje les hará enfrentarse con perros mucho más grandes que ellos. Por el contrario, en casa, se sentirán muy confortables y placenteros. Estarán con su buena temperatura ambiental y con las muestras de cariño de su amo.

Relación con otras mascotas

Suelen llevarse bien con otros perros o mascotas que vivan en el hogar incluso si son más grandes que él. Aunque prefieren estar al lado de su amo antes que con cualquier otro perro. También es imprescindible que las otras mascotas se adapten a él.

Relación con los extraños

Por su tamaño pequeño y el poco temor que transmiten no son buenos como perro guardián.  Pero por el contrario, ladraran avisándonos de la presencia de extraños cerca de nuestro jardín. Incluso cuando llamen al timbre de la casa ladraran fuertemente. Por eso son buenos como perros alarma.

No mostrará ningún problema con las visitas en casa siendo cortés en su recibimiento y  buscará jugar con ellas. En cualquier caso, ante la duda su familia siempre será lo primero.

Relación con la familia

Son tiernos, apasionados, recelosos y muy cariñosos con su amo. Suelen estar fuertemente unido a su amo y a todos los miembros de la familia. Les encantan colocarse a los pies de ellos a cualquier hora del día.

Un ejemplar que este bien adiestrado y socializado desde pequeño no debería presentar signos de agresividad ni ser violento. Les encantan jugar y llamar la atención de la gente buscando siempre el contacto físico con ellos.

Es muy sensible y perciben los estados de ánimo que hay en cada momento en el entorno familiar. Una ventaja es que se sienten como miembros de la familia y éstos lo tienen como a una persona pequeñita.

Relación con los niños

La relación del Carlino o Pug con los niños es muy buena siendo muy cariñoso y paciente con ellos. Solamente necesitan que no haya demasiada actividad ni agitación por parte del niño ya que se agotaría. También es bueno que aprenda a jugar con este tipo de perros ya que por su tamaño podrían lastimarle.

Cachorro

El cachorro Carlino o Pug es muy activo y juguetón. Se suele llevar muy bien tanto con los niños como con los adultos. Siempre lo encontraremos de un lado para otro, saltando y ladrando frecuentemente. Durante los primeros años de vida si tienen buena salud serán muy activos y tendrán mucha energía. Pero a partir del quinto año, más o menos, esta actividad frenética va desapareciendo y se volverán más tranquilos. Notaremos que les gustará estar más sentados que salir a pasear o jugar.

doguillo cachorro

Otro rasgo muy significativo de su comportamiento es que son muy testarudos desde cachorros. No suelen hacer caso a la hora de darles una orden. Cuando se les llama no van inmediatamente, sino que van cuando les apetece.

carlinos cachorros

Ejercicio

En principio la necesidad de hacer ejercicio es muy escasa y por eso son buenos compañeros de pisos y apartamentos. Si vives en una gran ciudad también podrá adaptarse. Sus paseos son cortos y no requiere gastar mucho tiempo en ellos.

Aunque no sean muy activos no hay que olvidar de que necesitan una rutina para mantenerse. Cuando hace un buen día le gustará salir y corretear al aire libre. En cambio, si hace mucho calor buscará la sombra para refrescarse. Aunque disfruten en el exterior les gusta más el ambiente cálido del hogar.

No suele alejarse demasiado del dueño por su propia cuenta ya que no tienen ese instinto de caza. No obstante sí son territoriales y lo demostrará en sus salidas.

El ejercicio tanto jugando con ellos como educándolos no deberán de ser ni intensas ni muy largas.

Cruza Endogámica

La endogamia es el apareamiento o reproducción de miembros de una misma familia, raza o clase. Debido a las características tan peculiares de esta raza se cree que han podido manipularlos genéticamente. De hecho, está demostrado, que el ser humano realizó experimentos con ellos. En diferentes estudios se confirma y se demuestra que comparten genéticamente una gran relación en la sangre.

perro carlino corriendo

Enfermedades del Carlino o Pug

El Carlino o Pug suele tener muy buena salud pero su peor enemigo es el calor. Por eso es frecuente la aparición de enfermedades a causa de sus pliegues y demás características.  Aun así, las principales enfermedades que pueden padecer son:

  • Problemas respiratorios y del corazón: estos problemas se producen porque tienen la tráquea muy estrecha.
  • Disnea: es una dificultad que tienen para respirar debido a su nariz tan corta.
  • Síndrome braquiocefálico: es el acortamiento del cráneo debido a su cabeza redonda, ojos salientes y hocico pequeño.
  • Síntoma de la espina bífida: es una alteración en las vértebras en la zona de la cola. Por esta razón tiene forma de «Q».  A veces, cuando son cachorros, esta alteración puede llegar a afectar a la columna vertebral. En este caso, para evitar que sus descendientes contengan este gen, hay que evitar su reproducción.
  • Encefalitis del Pug: es una enfermedad neurológica degenerativa que es letal y hoy en día no tiene cura. Suele aparecer cuando son cachorros y es poco común. Los perros que contengan esta enfermedad no deberán de reproducirse hasta pasados los 2 años. Si alcanzan el año de vida es muy raro que se presente esta patología.
  • Lesiones en la córnea: se producen por las irritaciones producidas por el pelo del pliegue nasal.
  • Problemas oculares: al tener los ojos hacia afuera es más propenso a dañárselos con cualquier cosa.

Obesidad

Como en muchas otras razas de perros una enfermedad muy común es la obesidad. Además por su poca actividad son propensos a coger peso con mucha facilidad.

Este problema de salud es fácil de evitarlo si prestamos atención. Como ya hemos dicho antes, el Pug es pequeño, muy tranquilo y le gusta estar siempre a nuestro lado. Al ser un animal de compañía tendemos a darles de comer de nuestra comida sea la hora que sea. Con este sobrealimento junto con el poco ejercicio que desarrollan hacen que cojan fácilmente sobrepeso. Para evitarlo hay que darles su pienso únicamente y actividades sin someterlos a más ejercicios de los que puedan realizar.

Un Carlino o Pug con obesidad es más propenso a tener problemas respiratorios, de cansancio, problemas de la columna, etc… Por el contrario, uno sano sin sobrepeso, tendrá mucha más alegría, rapidez y fuerza.

Si tu mascota tiene una buena salud y sin exceso de peso llegará a saltar el triple de su altura.

El sobrepeso también influye directamente en la respiración. Los doguillos son razas de perros braquicéfalos. Tienen la cabeza redonda, el hocico achatado, el cráneo corto y los ojos sobresalen más de lo normal. Por eso pueden roncar y fatigarse con facilidad (síndrome braquicéfalo). Por este mismo motivo son propensos a los típicos golpes de calor. Hay que evitar sacarlos, sobre todo en épocas de calor, cuando más aprieta el sol.

Cuidados del Carlino o Pug

A pesar de su pequeño tamaño este tipo de animales necesitan un aseo frecuente y unos cuidados especiales. Estos cuidados se deben principalmente por su cara tan característica en ellos. Todas esas arrugas que tienen en la cabeza tienen que estar perfectamente limpias y secas.

doguillo

Alimentación

El Carlino o Pug debe llevar una alimentación sana y sobre todo únicamente y exclusivamente darles de comer su pienso. Este lleva todo lo necesario para que esté bien alimentado. No hay que darles de comer de lo que nosotros estamos comiendo ya que estaríamos sobrealimentando. Por su naturaleza les gusta comer abundantemente pero hay que vigilar el posible exceso de peso.

¿Qué comida y cuánto debemos darle? El tipo de comida diaria que hay que darles es pienso seco de buena calidad. La ración diaria deberá ser la adecuada para que no cojan sobrepeso y será un par de veces al día.

Cuando son cachorros el pienso será especial para ellos. Al año, que es cuando es adulto, cambiaremos a uno más adecuado para ellos.

Higiene

La higiene como en cualquier perro de tamaño pequeño es fundamental ya que las caricias y mimos son constantes. Hay que tener especial y constante cuidado con las arrugas de su piel.

Baño

Se realizará con agua templada y utilizando un champú específico para perros. Hay que llevar cuidado que no le entre agua en los ojos y oídos. Una vez enjabonado hay que retirar con bastante agua todo ese jabón y terminar secándolo con una toalla. También se puede utilizar un secador a una temperatura adecuada para no quemarlos. Después hay que tener especial atención a todas esas arrugas de no dejarlas húmedas. Evitaremos que aparezcan hongos e irritaciones.

¿Cada cuánto tiempo debo bañarlo? Para no resecar su piel lo ideal sería realizarlo una vez al mes. Si lo bañamos con frecuencia podríamos dañarle el pH de su piel.

Cepillado

Hay que cepillarlos diariamente y después de cada baño con un cepillo de caucho. El objetivo es retirar el pelo caído y aprovechar para quitar el polvo que puedan coger. Se hará desde la cabeza hasta la cola pasando por el lomo y la barriga.

Otros cuidados del Carlino o Pug

Hay que tener un cuidado especial en aspectos como:

Oídos

Al tener las orejas caídas, no deja que el aire circule correctamente y se produce humedad en esa zona. Hay que limpiarla al menos una vez por semana dejándola bien seca después. La limpieza debe realizarse con gasas y nunca con bastoncillos. Con esto evitaremos irritaciones e infecciones en el oído.

Ojos

Los ojos hacia afuera provocan que sean más propensos a rozarse con plantas, objetos y otros animales. Se deben limpiar 1 vez por semana con un algodón humedecido en agua fría previamente hervida. De esta manera eliminaremos toda la suciedad. Si viéramos algún tipo de herida en el ojo hay que llevarlo al veterinario urgentemente.

Arrugas de la cara

Las arrugas de la cara también son susceptibles de irritaciones y de acumulación de suciedad. Para evitarlas se limpiará también con un algodón humedecido en agua fría. Debemos evitar aplicar jabones o cualquier otro producto para su limpieza.

Una vez que la zona está totalmente limpia pasaremos una gasa seca para no dejarla con humedad. El mantenimiento de las arrugas no es costoso ni complicado y tampoco se lleva mucho tiempo y  esfuerzo.

Si detectáramos restos de comida habrá que retirarlos con toallitas húmedas hipo alergénicas y suaves.

Dientes

La higiene dental es importante llevarla a cabo ya que son propensos al sarro y a bacterias. Una mala limpieza de ésta dará lugar al mal aliento y halitosis. Con un buen cepillado dental mantendremos sus dientes blancos, limpios y en perfecto estado. También podemos utilizar galletas o cualquier otro remedio, aconsejado para este fin, para facilitar este mantenimiento.

Vacunas y  Antiparásitos

Las vacunas la administrará, por norma general, el veterinario. Tenemos que llevar su cartilla de vacunación al día. En el momento de la adopción del Carlino o Pug nos la entregarán junto con el resto de la documentación.

 Para tenerlos limpios de los antiparásitos (piojos, garrapatas, etc…),  podemos utilizar pipetas y collares específicos para ello. Siempre con la supervisión del veterinario.

Adiestramiento del Carlino o Pug

A un Carlino o Pug hay que tratarlo con suavidad y con un tono agradable de voz. Ellos muestran buena disposición y no es necesario castigos duros. Hay que imponerles un modelo de conducta con ciertas limitaciones. De esta manera sabrán cuales son las conductas buenas y las que no deben hacer.

Hay que educarlos desde cachorros y enseñarles dónde comerán, su lugar para descansar, etc… Recordar que son un poco testarudos y si no lo hacemos con tacto y pronto nos costará adiestrarlos. Hay que hacerlo de manera firme y sobre todo cariñosamente si queremos conseguirlo.

Es fácil que nos engañe aprovechándose de su aspecto de bueno y gracioso. Por eso no nos tomamos en serio su educación y le consentimos más cosas de las que quisiéramos. Esto sería un gran error ya que nos costaría mucho corregir estos malos hábitos o costumbres. Si somos tolerantes se creerá el líder de la manada. Si adquiere esta aptitud nos costará enseñarles quien es el que manda en casa.

Hay que utilizar muy a fondo el adiestramiento en positivo. Siempre premiándoles y acariciándoles con cada acción buena realizada. Hay que ir con calma, tener mucha paciencia y muy seguros a la hora de desarrollar todo su adiestramiento.

Curiosidades

En 1786 Francisco de Goya retrató en su cuadro «The Marquesa de Pontejos» a un Carlino o Pug. También lo retrataron numerosos artistas del mundo del arte como William Hogarth, Reingale y Charles Burton Barber. Este último retrató a una dama leyendo un libro y apoyado en sus brazos descansa un ejemplar Carlino.

El nombre más común en Estados Unidos en las ejemplares hembras es «Molly». Por el contrario, el nombre más utilizado allí en los machos es «Max».

Esta raza de perros puede morir expuestos a altas temperaturas o condiciones muy húmedas en media hora. De ahí que en los meses más cálidos se refrescan humedeciéndose con sus largas lenguas y narices.

A lo largo de la historia numerosas celebridades tuvieron como mascota a un ejemplar de esta raza. Como por ejemplo la Reina Victoria (36 ejemplares), la Reina Alejandra, los Duques de Windsor, etc…

La imagen de un Pug se utilizó como símbolo cuando el Papa excomulgó en 1736 a los francmasones.

Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer